Borja Iglesias celebra uno de sus goles

Borja Iglesias, el 'panda' que amenaza al Athletic, objetivo del Atlético

El ariete del Betis, máximo goleador español de la Liga, está en la lista de refuerzos colchoneros y el jueves se enfrenta a los bilbaínos

JUANMA MALLO

Borja Iglesias (Santiago de Compostela, 29 años) aparece en la lista de refuerzos que maneja el Atlético en el caso de que Joao Félix abandone la disciplina colchonera. Pero eso será a partir del 1 enero, fecha en la que se abre el mercado de invierno. Antes, en dos días, el futbolista del Betis, el máximo goleador español de la Liga (8 dianas), amenaza al Athletic, al que recibe pasado mañana en el Villamarín (19.15 horas). De momento, según adelantó este lunes 'Marca', el cuadro madrileño ha sondeado al entorno del futbolista y todavía queda el paso de dirigirse a una entidad sevillana que reclamará la cláusula, algo más de cien millones de euros.

Renovado hace justo un año hasta 2026, Iglesias se quedó fuera del Mundial para sorpresa de muchos –había debutado en la convocatoria de septiembre–, a pesar de que era el 'nueve' nacional más en forma. Él se lo tomó con deportividad, asumió la decisión de Luis Enrique. De hecho, en una entrevista en Twitch, alabó al exseleccionador. «Es un genio, el puto amo», aplaudió un futbolista comprometido con las causas sociales, dicen que cercano, y calificado por todos los que le rodean como una «persona normal», al que el éxito del fútbol, el tiempo de rosas que vive, no se le ha subido a la cabeza. «Me gusta mucho que me digan que soy un tío normal. No cambiaré», prometió hace un tiempo.

Y aseguran los que le conocen que no lo ha hecho. Trotamundos del balón –empezó en el Valencia cuando era un chaval, siguió en el Villarreal, el Celta, el Zaragoza y el Espanyol–, fue uno de los deportistas más activos durante la pandemia. Participó en torneos de videojuegos, como la Liga Challenge de Ibai Llanos –con un original vídeo del streamer bilbaíno anunció el Betis su renovación hace justo un año–, con fines solidarios. Y hace poco, se manifestó en contra de la condena a muerte del futbolista iraní Amir Nasr-Azadani.

Moda, fotografía, música

Las injusticias, en este sentido, le remueven el estómago. La xenofobia, también. Se pinta las uñas de negro contra el racismo. Se lo explicó enTwitter a un usuario que se lo reprochó. «¿Qué coj... es esto?», le soltó hace un par de años. Él respondió, educado. «Te lo explico yo, que no hay problema. Es una forma de concienciarme y luchar desde mi posición contra el racismo, pero creo que también me viene bien contra lo homofobia. Además tengo que admitirte que me gustan», le informó el nombrado mejor jugador de la final de la Copa, ganada por el Betis.

Lo celebró a tope, entre otros con su amigo Héctor Bellerín, con el que comparte gusto por la moda. También le encanta a Iglesias la fotografía, la música, en especial el hip-hop y el pasado verano disfrutó de varios festivales de música e incluso se subió al escenario conKase.O, un rapero maño0. Por cierto, de la música le viene su apodo, el 'panda'. Es de su época en elCelta B. Junto a sus compañeros, mataba el tiempo en las concentraciones viendo videoclips de un artista neoyorquino en los que aparecía ese animal. Y con el mote se quedó. Y ahora amenaza al Athletic.