Borja Sainz, de Lezama a debutar con el Alavés

Sainz, durante un partido-/WEB DE ALAVÉS
Sainz, durante un partido- / WEB DE ALAVÉS

No era titular indiscutible y quería dejarse posibilidades abiertas si no se sentía a gusto

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

El avance de Borja Sainz (Leioa, 1 de febrero de 2001) hacia la cima es rapidísimo desde que dejó el Athletic en el verano de 2017. Ni en sus mejores sueños pensaría encontrarse hoy donde está: debutó como internacional español sub'17 y el domingo se estrenó en Primera con el Alavés en los últimos 23 minutos de su duelo ante el Espanyol. Ya está en la historia de la entidad albiazul. Es el primer jugador nacido en el siglo XXI en estrenarse con el equipo de Mendizorroza. Lo hizo con 18 años, 6 meses y 15 días.

Formado en el Lagun-Artea de Leioa, llegó a Lezama en categoría alevín. En 2016-17 formaba parte del cadete A, pero no estaba seguro de que hubiera futuro para él en el Athletic. No se sentía importante. Compartía los partidos con Alejandro Ibarrondo. Rotaba mucho y no disfrutaba de continuidad.

Lezama, entonces a las órdenes de José María Amorrortu, le propuso un contrato encadenado de siete años, tres de juvenil, dos en el Basconia y dos en el Bilbao Athletic y que el club podía romper cuando quisiera. La familia del jugador pidió que fuera sólo por un par de años. No era titular indiscutible y quería dejarse posibilidades abiertas si no se sentía a gusto. El Athletic no se movió.

El vizcaíno Mikel González, uno de los más profundos conocedores del fútbol base del territorio, acababa de llegar al Alavés como director de fútbol base. Apreciaba la rapidez, verticalidad y valentía de Sainz. Lo captó para el Alavés, en cuya residencia vive hoy todavía.

Esta campaña fue reclutado para la pretemporada del Alavés. Los vitorianos sólo tienen dos extremos Aleix Vidal y Rioja. Burgui está lesionado. Asier Garitano tiró del filial de Segunda B, en el que jugará esta campaña, para completar la lista.

El Alavés busca un extremo en el mercado, pero no se espera que esté a disposición del entrenador antes del partido del sábado en Getafe. Esto abre a Sainz la opción de repetir en la convocartoria y tener quizá unos minutos más. Ante el Espanyol no le temblaron las piernas. Regateó en su primera pelota y al poco contó con una gran ocasión. «Borja tiene velocidad e intensidad. Hizo 25 minutos muy buenos, ha generado y nos ha ayudado defensivamente», le elogió su técnico.