La campaña se traslada a Vitoria

Los candidatos a la presidencia del Athletic, Alberto Uribe-Echevarria y Aitor Elizegi./Efe
Los candidatos a la presidencia del Athletic, Alberto Uribe-Echevarria y Aitor Elizegi. / Efe

Los dos candidatos #a la presidencia del Athletic acuden al derbi de Vitoria junto #a centenares de #hinchas rojiblancos

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

La campaña electoral del Athletic llegó a Mendizorroza. Por primera vez desde que compiten por los votos de los socios, Alberto Uribe-Echevarría y Aitor Elizegi acudieron a un partido lejos de San Mamés. En los dos anteriores, Levante y Huesca, no estuvieron.

El termómetro marcaba cinco grados con sensación térmica de tres. Además de darles colorido, las bufandas rojiblancas que portaban al cuello tenían otra utilidad.

Uribe-Echevarría fue el primero en acceder al campo. Lo hizo por la puerta tres, que daba acceso a la grada en la que se sentaron los hinchas rojiblancos. Le acompañaron tres miembros de su plancha, Laura Martínez, Elaia Gangoiti y Javier Olabarri.

Pocos minutos después accedió al estadio Elizegi. A su lado, cuatro aspirantes a directivos, María Tato, Óscar Beristain, Begoña Castaño y Óscar Arce.

Los candidatos se sentaron en zonas distintas. El auditor lo hizo en la reservada para hinchas del Athletic en uno de los corners defendidos en la segunda parte por Iago Herrerín. El cocinero lo hizo en una grada situada muy cerca, pero no destinada a los hinchas rojiblancos. Una valla separaba una zona del campo de otra.

Centenares de rojiblancos

En un partido crucial, el Athletic estuvo acompañado en Mendizorroza por varios cientos de hinchas. Alrededor de 400 se colocaron en una grada de córner reservada para los visitantes. Además, y como es habitual en los derbis vascos, en el resto de las tribunas se vieron muchas camisetas y bufandas rojiblancas.

Sus cánticos apenas se notaron. Fueron ahogados por los incansables hinchas locales del fondo de Iraultza, que no cejaron de animar a los suyos desde que entraron al campo.

Al finalizar el partido, los jugadores rojiblancos se dirigieron a la zona ocupada por sus aficionados para agradecerles su apoyo.

El grupo Iraultza 1921 entró cinco minutos tarde porque se le prohíben pancartas con su nombre

Iraultza 1921 protesta

El grupo Iraultza 1921 accedió al campo a los cinco minutos del partido en protesta por la decisión de la Comisión contra la Violencia de impedirles lucir pancartas y objetos con su nombre y símbolos en Mendizorroza porque son considerados como un grupo ultra. 'Herri Norte' se encuentra en la misma situación.

Miembros de Iraultza 1921 se reunieron el sábado en Mendizorroza para debatir sobre esta medida. En ella decidieron proseguir su actividad como grupo de animación de la manera habitual y protestar con su entrada tardía al derbi. Cuando accedieron a su fondo a los cinco minutos fueron recibidos con una gran ovación por el resto del estadio.

Un fondo espectacular

En pleno debate electoral sobre la conveniencia de ampliar la grada de animación en San Mamés, los hinchas rojiblancos que se desplazaron a Vitoria fueron testigos de cómo se comporta la del Alavés. Es el vitoriano el fondo de mayor ambiente del fútbol vasco y uno de los más animosos de la Liga.