El Celta agradece a la afición del Athletic su «increíble comportamiento señorial y cariño»

La afición del Celta, el domingo en San Mamés. /RCCELTA
La afición del Celta, el domingo en San Mamés. / RCCELTA

También elogia a su propia hinchada su «comportamiento admirable» en San Mamés pese a una derrota que «inducía a la tristeza y decepción»

Iñaki Juez
IÑAKI JUEZ

No es muy común en el mundo del fútbol profesional pero, de vez en cuando, los clubes dejan a un lado sus discursos críticos con los equipos contrarios para sorprender, para bien, tanto a los oponentes como a sus hinchas. Es el caso del Celta que, pese a caer con rotundidad el pasado domingo contra el Athletic (3-1) y estar a punto de caer por el pozo del descenso, ha dado, a través de un comunicado, las gracias a la afición rojiblanca «por su increíble comportamiento señorial y cariño».

El comunicado del club gallego daba, en primer lugar, «un mensaje de agradecimiento por su apoyo incondicional en San Mamés» a su propia afición que se desplazó a Bilbao con toda la ilusión del mundo para animar a los suyos en un momento tan crítico en el que la permanencia en Primera peligraba. Afortunadamente, los resultados de sus rivales por salvarse de la quema fueron lo suficientemente malos para asegurarse, salvo que ocurra un auténtico tsunami futbolístico, volver a estar la temporada que viene en la máxima categoría.

«Al Celta no le faltó aliento, apoyo y empuje desde la grada de San Mamés. Un viaje largo, cargado de sacrificios, un retorno duro y un comportamiento admirable», señala el club en el comunicado «Los cientos de aficionados que acompañaron al equipo a Bilbao definen al celtismo: apoyo incondicional, cariño inmenso, fe… afouteza», añade en su emotivo mensaje.

Por todo ello, la entidad viguesa ha puesto de manifiesto que el equipo gallego sólo encontró en el «celtismo desplazado a Bilbao aliento y comprensión» tras un resultado adverso que «inducía a la tristeza y decepción». Es entonces cuando el Celta extiende su felicitación «a la afición del Athletic por su comportamiento señorial en todo momento y por el cariño», mostrado tanto al club como a su hinchada presente en San Mamés.