Charla al vestuario del Athletic de De Burgos Bengoetxea sobre las nuevas reglas

De Burgos Bengoetxea se encara con Suárez en un partido de Supercopa. /AFP
De Burgos Bengoetxea se encara con Suárez en un partido de Supercopa. / AFP

El colegiado internacional vizcaíno ha acudido este miércoles a Lezama

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Ricardo de Burgos Bengoetxea (Bilbao, 33 años), colegiado de Primera División e internacional, estuvo este miércoles por la mañana en Lezama para ofrecer al vestuario del Athletic una charla sobre las nuevas reglas que entrarán en vigor esta temporada. Habló sobre las nuevas normas que regirán la competición.

¿Cuáles son? Por un lado, las manos. En caso de que, en el área, sea el atacante el que toca la pelota con esa parte del cuerpo, se penalizará. Como dijo Velasco Carballo, presidente del Comité Técnico de Árbitros: «Aunque sea totalmente accidental, si metes gol o creas una oportunidad muy clara, se señalará siempre». La cosa cambia si el que da al balón con esa zona es un futbolista de campo que protege la portería. «Esa misma mano, realizada por un defensa, no será penalti. Es sentido común: no puedes señalar penalti al defensa, pero no puedes permitir que el que ataca meta un gol con la mano. No estaba por escrito y ahora sí lo está», expuso el madrileño. Esto es, si el que ataca toca el balón la mano se sanciona siempre. Nada de involuntarias. Si es el que defiende, y la mano es accidental, no se pita, lo que queda a la interpretación del colegiado.

¿Otro cambio? Que el defensa –u otro futbolista– puede tocar el balón dentro del área cuando el portero saque de puerta; la consecuencia de esta variación es que se puede producir una mayor presión por parte de la formación atacante. Y eso lo ha ensayado durante la pretemporada Gaizka Garitano de cara al encuentro de este viernes en San Mamés contra el Barcelona.

Pero hay más variaciones. Los atacantes no se podrán incrustar en la barrera como hasta ahora. Tienen que dejar un margen de un metro, al menos. Regresan las tarjetas a los integrantes del banquillo, esto es al cuerpo técnico. También se será más riguroso en las entradas por detrás, a la altura del tendón de Aquiles. Expulsión. Y en los cambios, por regla general, el futbolista se seguirá marchando por el centro del campo, pero el colegiado podrá elegir el lugar por el que salga el jugador sustituido; eso sucederá cuando vea que se va a la otra esquina del campo para perder tiempo.