«Es un chaval de trece años que apunta alto»