El Athletic llevará las oficinas a San Mamés tras el verano

El palacio de Ibaigane, durante las últimas elecciones. /M. Cecilio
El palacio de Ibaigane, durante las últimas elecciones. / M. Cecilio

La entidad entiende que el palacio de Ibaigane ofrece problemas de funcionalidad y confía en concretar el traslado a La Catedral

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

El Palacio de Ibaigane dejará de ser la sede central de las oficinas del Athletic en los próximos meses. La junta directiva rojiblanca está decidida a trasladarlas a San Mamés por una cuestión de mayor operatividad. Este cambio fue una propuesta planteada por el presidente,Aitor Elizegi, en la campaña electoral y tiene previsto cumplirla en los próximos meses. De hecho, la idea del club es que el proceso de mudanza se lleve a cabo después del verano.

Desde el Athletic se admite que el proyecto está en marcha, pero que aún no hay una fecha fijada para llevarlo a cabo.Y se explica que el principal problema del Palacio de Ibaigane no es tanto de espacio, que también, sino que por su configuración es poco funcional para una estructura organizativa tan amplia y en crecimiento como la del Athletic.

En caso de dar el paso a San Mamés, la entidad debe decidir qué uso destina al palacio una vez que saque sus oficinas de allí. Lo que tiene claro el Athletic es que no renunciará a uno de sus grandes símbolos junto a San Mamés y Lezama, porque Ibaigane ha sido además escenario de muchos de los momentos más importantes de la historia del Athletic. Allí se reúne la junta directiva, se han presentado fichajes, cesado entrenadores, dimitido presidentes y los socios han votado en las elecciones.

En principio, el Athletic mantendrá el palacio como lugar para realizar actos emblemáticos e institucionales, por ejemplo las comidas con miembros de otros clubes. De hecho, se ha acondicionado la planta baja para eliminar la sala de Prensa y crear allí un área en el que se puede atender a los equipos visitantes. Los dirigentes del último equipo que jugó en San Mamés, el Atlético de Madrid, ya almorzaron allí junto a los directivos rojiblancos.

La decisión de llevar las oficinas al estadio va en el sentido de las nuevas corrientes del fútbol. La mayor parte de los clubes concentran en ellos todos sus servicios administrativos. Queda por decidir si la Fundación sigue en Ibaigane o se traslada asimismo al estadio.

Ibaigane fue construido en 1900 por el arquitecto Gregorio Ibarretxe como residencia del naviero e industrial Ramón de la Sota. Perteneció a su familia hasta que al acabar la Guerra Civil fue incautado por el régimen franquista por la ideología nacionalista de su dueño, fallecido en agosto de 1936. La dictadura lo convirtió en sede del Gobierno Militar.En 1979 fue restituido a sus dueños, que lo vendieron al Athletic el 31 de diciembre de 1986.