Borrar
La plantilla del Athletic posa en 1903 con el trofeo de la Copa ese año y con el que ellos mismos ganaron el año anterior. Athletic Club
La Copa del Athletic que desapareció hace veinte años
Análisis

La Copa del Athletic que desapareció hace veinte años

El club bilbaíno reivindica el trofeo de 1902, que figuró en el palmarés oficial de la Federación Española hasta 2004 y después se esfumó sin explicaciones

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Domingo, 5 de mayo 2024, 00:56

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un agujero negro se tragó la primera Copa que logró el Athletic. Nadie sabe cómo sucedió, pero está claro que sucedió. En 1902, el Bizcaya, -escrito así-, equipo formado por la unión del Athletic Club y el Bilbao FC, le ganó en la final de la Copa de la Coronación, celebrada en el campo del Hipódromo de Madrid, al Barcelona. Debió tener alguna maldición aquella Copa, porque si virtualmente desapareció en los primeros años del siglo XXI, de forma material también estuvo fuera de la vista durante algún tiempo.

La cuestión es que el trofeo se guardaba en los locales del Athletic en la calle Nueva de Bilbao. Cuando el club atravesó un periodo de penurias económicas, los acreedores amenazaron con embargar el local y sus pertenencias y entonces Alejandro Acha, el que fuera capitán, se personó allí y se llevó el trofeo a su casa para evitar que fuera subastada o vendida. En el club olvidaron pedírsela hasta su muerte. Cuando se produjo el fallecimiento en 1917 con tan solo 39 años, recordaron que se había hecho cargo del trofeo y se la pidieron a su familia, que la encontró en el fondo de un baúl.

Esa copa sigue en las vitrinas del museo del Athletic, y permaneció en el palmarés oficial de la Federación al menos hasta 2004. Luego, su rastro se perdió y nadie sabe decir por qué. Basta rastrear internet a través de esa máquina poderosa, wayback machine, que archiva millones de páginas, aunque hayan desaparecido de la circulación. En la herramienta se puede constatar, que el 12 de agosto de 2004 todavía figura el título del Bizcaya en el palmarés oficial de la RFEF, como había venido haciendo desde que el organismo federativo publicó su primer anuario oficial en 1926.

Fue entonces, hace casi cien años, cuando la Federación, que, en su constitución definitiva en 1913 acordó homologar todos los títulos jugados hasta entonces, imprimió y repartió entre las federaciones territoriales y los clubes adheridos, el primer libro oficial, con los datos, según dictaban los estatutos federativos, en su artículo 6, relativo a la obligada publicación del anuario. En las páginas dedicadas al campeonato de España, que es la denominación oficial de la Copa en liza, -que ha sido de la Coronación, del Rey, del Presidente de la República, del Generalísimo y otra vez del Rey-, se escribe: «Paralelo al desarrollo de la organización interna de la Real Federación Española de Fútbol, el campeonato de España ha pasado de una prueba de libre concurrencia de los clubs, que empezó siendo en 1902, a una competición cada año más detalladamente organizada».

Es decir, el primer anuario oficial de la RFEF ya hacía mención a la Copa ganada por el Athletic, y en la relación de «clubs y jugadores que han sido campeones de España», indicaba: «Año 1902, se efectuó en Madrid el partido final, el día 15 de mayo. El Club Vizcaya ganó al FC Barcelona por dos goals a uno. El equipo del Vizcaya lo formaban L. Arana, E. Careaga, P. Larrañaga, L. Silva, A. Arana, Goiri, Caceaux, Astorquia, Dyer, R. Silva y Evans». Seis de esos once jugadores ganaron al año siguiente la segunda copa para el Athletic, y posaron para la posteridad con el trofeo y el del año anterior. En el listado adjunto de equipos campeones de ese mismo anuario, el nombre del equipo era Athletic de Bilbao, es decir, se utilizaba indistintamente al de Bizcaya.

En la Federación no dan razón ni guardan memoria del motivo de la desaparación de la Copa del palmarés

Restitución

En los siguientes anuarios oficiales de la Federación, el palmarés siguió inalterable. En los de 1935 y 1936 sigue apareciendo el Bizcaya como campeón de España de 1902. De hecho, tras la Guerra Civil siguió siendo así.

«No se trata de reconocer la Copa, lo que tiene que pedir el Athletic es que se la restituyan», asegura Juan Luis Franco, historiador sevillano, que escribe en la web iusport.com un artículo relacionado con el asunto, y en el que deja claro que ese torneo pertenece al club rojiblanco. «En todos los documentos oficiales desde el primer anuario en 1927 hasta comenzado ya el siglo XXI, aparece la Copa de 1902 que, de repente, desaparece del palmarés». Para Franco, tampoco es un obstáculo que el nombre del equipo que aparecía en el palmarés fuera el Bizcaya. «Está claro que ese equipo es el Athletic, porque estaba formado por sus jugadores y los del Bilbao, que se integraron en el Athletic Club unos meses después». Además, «hace un año se reconoció la Copa de la España libre al UD Levante y ese equipo tampoco era el actual Levante», porque, «se llamaba Levante Football Club, y dos años después se fusionó con el Gimnástico para dar origen al Levante que conocemos ahora».

Juan Luis Franco, que encontró muchas pistas que acercan esa Copa de 1902 al Athletic, lo hizo mientras investigaba otros asuntos de la época, pero desmonta con sus hallazgos los pobres argumentos de algunas publicaciones que indican que esa Copa no se puede homologar. Uno de ellos es el de la procedencia del premio. «Confunden el continente con el contenido. El trofeo, que está en las vitrinas del Athletic, está donado por el Ayuntamiento de Madrid, pero después lo donó el Rey, el presidente de la República o el dictador Franco, pero eso no tiene nada que ver. Lo importante es que se consideró el campeonato de España, que es lo sustancial».

«Lo que tiene que pedir el Athletic es que se la restituyan», asegura el historiador Juan Luis Franco

Villar y Rubiales

Otro argumento que desmontan las hemerotecas, de quienes consideran que no puede considerarse un título oficial es que se jugó por invitación, y no por inscripción de los clubes que lo deseasen. Pero ese argumento no es cierto. Tal como indicaba el diario 'La Correspondencia de España' del sábado 19 de abril de 1902, después de apuntar que se trataba de un «concurso nacional de foot-ball», añadía en las últimas líneas que, «las sociedades que quieran inscribirse para tomar parte en el concurso, pueden pedir las bases del mismo al Madrid Football Club, Alcalá 48».

En la Federación Española no dan razón ni guardan memoria del motivo de la desaparición de la Copa del Bizcaya del palmarés oficial después de aparecer al menos hasta 2004. Ángel Villar, el ex presidente de la RFEF sí recuerda que, «el Athletic pidió que se restituyera, pero con los documentos que tenía entonces me negué a esa petición y la del Levante». Esta última, sin embargo, la oficializó Luis Rubiales, exjugador del Levante, antes de ser apartado de su cargo. «Lo que no recuerdo es cuándo desapareció del palmarés», confiesa Villar. Tampoco quien fuera su mano derecha hasta la ruptura total entre ambos, Gerardo González Otero, sabe qué sucedió: «Yo ya había dejado la Federación, pero seguro que hubo algún conflicto y decidieron tirar por la calle de en medio», dice. Misterio total.

Para más revoltijo basta con asomarse a las páginas del diario 'Marca', que en la previa de la Copa de 2019, ganada por el Valencia al Barcelona, publica el palmarés, en el que figura la Copa de 1902. También en su Guía de la Liga de 2011, hace una referencia a la cambiante denominación del torneo: «A lo largo de la historia, seis clubes se han quedado en propiedad un trofeo que ha recibido muchos nombres desde 1902: Ayuntamiento de Madrid, Copa del Presidente de la República, Trofeo del Generalísimo, Copa del Generalísimo, y en dos ocasiones, Copa del Rey». Por supuesto, en la relación de campeonatos, aparece el que ganó el Bizcaya.

Desde el Athletic se ha intentado en algunas ocasiones persuadir a la Federación de que ese trofeo le corresponde. «Yo lo pedí oficialmente», recuerda Fernando García Macua, ex presidente del club. «En la cena oficial antes de la final de 2009, lo reivindiqué expresamente durante mi discurso». También otros presidentes lo intentaron, aunque para que se reconociera que el Bizcaya y el Athletic eran el mismo equipo, cuando todavía no había desaparecido su nombre del palmarés. Antes de la final de Copa de 1985, Pedro Aurtenetxe ordenó confeccionar la figura de un león dorado para entregárselo al Rey Juan Carlos como regalo en caso de que ganara el Athletic. Mandó inscribir una placa en la que se grabó el 25 en números romanos.

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios