Borrar

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Domingo, 7 de abril 2024

Modo oscuro

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Parecía imposible, una meta que siempre se resistía a ser alcanzada, pero el Athletic, a base de tesón, ha conquistado su Copa número 25 después de un ejercicio prácticamente perfecto. Siete victorias consecutivas y un empate en una final agónica que se resolvió en una tanda de penaltis que hizo justicia con aquella perdida en 1977 frente al Betis. Para la historia queda este título número 25 que comenzó en un campo de regional pero que para el Athletic se mantendrá para siempre en su memoria. Can Mises, con su hierba artificial y sus dificultades, vio el primer paso de los rojiblancos hacia la gloria. Fue un 1 de noviembre de 2023, y los dos goles de Adu Ares dieron paso a una marcha triunfal frente a Cayón, Eibar, Alavés, Barcelona, Atlético y Mallorca.

El clásico estreno incómodo

Terreno pequeño, hierba artificial, un rival extramotivado pese a jugar en Primera Catalana... El estreno de la Copa tuvo todos los ingredientes del formato a partido único ante un Rubí que peleó lo indecible para plantar cara al Athletic. Y lo logró hasta que Adu Ares encontró la llave para abrir el cerrojo local y evitar apuros para sacar adelante el compromiso. El gol a última hora del equipo catalán estrechó el marcador y dio esperanzas a la hinchada local, pero el Athletic no dio pie a la sorpresa e hizo los deberes en esta primera ronda que siempre se presenta incómoda para los clubes de Primera. (Can Mises. Rubí. 1-11-2023. Primera ronda).

Terreno pequeño, hierba artificial, un rival extramotivado pese a jugar en Primera Catalana... El estreno de la Copa tuvo todos los ingredientes del formato a partido único ante un Rubí que peleó lo indecible para plantar cara al Athletic. Y lo logró hasta que Adu Ares encontró la llave para abrir el cerrojo local y evitar apuros para sacar adelante el compromiso. El gol a última hora del equipo catalán estrechó el marcador y dio esperanzas a la hinchada local, pero el Athletic no dio pie a la sorpresa e hizo los deberes en esta primera ronda que siempre se presenta incómoda para los clubes de Primera. (Can Mises. Rubí. 1-11-2023. Primera ronda).
Terreno pequeño, hierba artificial, un rival extramotivado pese a jugar en Primera Catalana... El estreno de la Copa tuvo todos los ingredientes del formato a partido único ante un Rubí que peleó lo indecible para plantar cara al Athletic. Y lo logró hasta que Adu Ares encontró la llave para abrir el cerrojo local y evitar apuros para sacar adelante el compromiso. El gol a última hora del equipo catalán estrechó el marcador y dio esperanzas a la hinchada local, pero el Athletic no dio pie a la sorpresa e hizo los deberes en esta primera ronda que siempre se presenta incómoda para los clubes de Primera. (Can Mises. Rubí. 1-11-2023. Primera ronda).

Villalibre resuelve el compromiso

Segunda parada ante un rival de inferior categoría. En esta ocasión, un viaje cercano hasta Cantabria para medirse al Cayón, de Segunda Federación, pero en un campo con todas las garantías. La falta de luz en el Fernando Astobiza llevó el partido a El Sardinero, un escenario donde el Athletic se manejó con total autoridad y donde se reivindicó Asier Villalibre. El delantero, sin apenas minutos en la Liga, anotó los dos primeros goles en una semana complicada para él por motivos familiares, de ahí la ausencia de celebración en los tantos en un estadio donde la mayor parte de la grada contó con aficionados del Athletic. (El Sardinero. Cayón. 7-12-2023. Segunda ronda).

Segunda parada ante un rival de inferior categoría. En esta ocasión, un viaje cercano hasta Cantabria para medirse al Cayón, de Segunda Federación, pero en un campo con todas las garantías. La falta de luz en el Fernando Astobiza llevó el partido a El Sardinero, un escenario donde el Athletic se manejó con total autoridad y donde se reivindicó Asier Villalibre. El delantero, sin apenas minutos en la Liga, anotó los dos primeros goles en una semana complicada para él por motivos familiares, de ahí la ausencia de celebración en los tantos en un estadio donde la mayor parte de la grada contó con aficionados del Athletic. (El Sardinero. Cayón. 7-12-2023. Segunda ronda).
Segunda parada ante un rival de inferior categoría. En esta ocasión, un viaje cercano hasta Cantabria para medirse al Cayón, de Segunda Federación, pero en un campo con todas las garantías. La falta de luz en el Fernando Astobiza llevó el partido a El Sardinero, un escenario donde el Athletic se manejó con total autoridad y donde se reivindicó Asier Villalibre. El delantero, sin apenas minutos en la Liga, anotó los dos primeros goles en una semana complicada para él por motivos familiares, de ahí la ausencia de celebración en los tantos en un estadio donde la mayor parte de la grada contó con aficionados del Athletic. (El Sardinero. Cayón. 7-12-2023. Segunda ronda).

Paseo triunfal en Ipurua

La Copa resultó amable en la época navideña para el Athletic, al menos en cuestión de traslados. La tercera ronda volvió a deparar un viaje cercano, esta vez a Eibar, donde los rojiblancos esperaban un duelo más complicado de lo que resultó finalmente. Los de Valverde aplicaron esa eficacia de la que han hecho gala esta temporada para destrozar al Eibar en 40 minutos. De nuevo Villalibre reclamó su cuota de protagonismo con un doblete, mientras Muniain redondeó el 0-3 antes del descanso. Tres eliminatorias que sirvieron para alcanzar octavos de final y para que creciera la confianza del grupo. (Ipurua. Eibar. 7-1-2024. 16º final).

La Copa resultó amable en la época navideña para el Athletic, al menos en cuestión de traslados. La tercera ronda volvió a deparar un viaje cercano, esta vez a Eibar, donde los rojiblancos esperaban un duelo más complicado de lo que resultó finalmente. Los de Valverde aplicaron esa eficacia de la que han hecho gala esta temporada para destrozar al Eibar en 40 minutos. De nuevo Villalibre reclamó su cuota de protagonismo con un doblete, mientras Muniain redondeó el 0-3 antes del descanso. Tres eliminatorias que sirvieron para alcanzar octavos de final y para que creciera la confianza del grupo. (Ipurua. Eibar. 7-1-2024. 16º final).
La Copa resultó amable en la época navideña para el Athletic, al menos en cuestión de traslados. La tercera ronda volvió a deparar un viaje cercano, esta vez a Eibar, donde los rojiblancos esperaban un duelo más complicado de lo que resultó finalmente. Los de Valverde aplicaron esa eficacia de la que han hecho gala esta temporada para destrozar al Eibar en 40 minutos. De nuevo Villalibre reclamó su cuota de protagonismo con un doblete, mientras Muniain redondeó el 0-3 antes del descanso. Tres eliminatorias que sirvieron para alcanzar octavos de final y para que creciera la confianza del grupo. (Ipurua. Eibar. 7-1-2024. 16º final).

Otro doblete del 'Búfalo' para avanzar a cuartos

Asier Villalibre es uno de los nombres propios de esta Copa del Rey. Es el máximo realizador del Athletic en el torneo con seis tantos gracias a tres dobletes, el último de ellos contra el Alavés en octavos de final. El delantero de Gernika anotó un tanto en cada tiempo del primer encuentro copero en San Mamés para avanzar a cuartos de final con total autoridad. El ambiente que rodeó a La Catedral ya dejó entrever que la afición iba a ser fundamental en ese impulso para intentar un nuevo asalto en el torneo. El sorteo tras la victoria frente al Alavés auguró otra gran noche de emociones en cuartos de final. (San Mamés. Bilbao. 16-1-2024. 8º final)

Asier Villalibre es uno de los nombres propios de esta Copa del Rey. Es el máximo realizador del Athletic en el torneo con seis tantos gracias a tres dobletes, el último de ellos contra el Alavés en octavos de final. El delantero de Gernika anotó un tanto en cada tiempo del primer encuentro copero en San Mamés para avanzar a cuartos de final con total autoridad. El ambiente que rodeó a La Catedral ya dejó entrever que la afición iba a ser fundamental en ese impulso para intentar un nuevo asalto en el torneo. El sorteo tras la victoria frente al Alavés auguró otra gran noche de emociones en cuartos de final. (San Mamés. Bilbao. 16-1-2024. 8º final)
Asier Villalibre es uno de los nombres propios de esta Copa del Rey. Es el máximo realizador del Athletic en el torneo con seis tantos gracias a tres dobletes, el último de ellos contra el Alavés en octavos de final. El delantero de Gernika anotó un tanto en cada tiempo del primer encuentro copero en San Mamés para avanzar a cuartos de final con total autoridad. El ambiente que rodeó a La Catedral ya dejó entrever que la afición iba a ser fundamental en ese impulso para intentar un nuevo asalto en el torneo. El sorteo tras la victoria frente al Alavés auguró otra gran noche de emociones en cuartos de final. (San Mamés. Bilbao. 16-1-2024. 8º final)

Otra noche histórica en La Catedral

Si buena parte de la gran historia del Athletic se ha escrito en la Copa es por noches como la que se vivió a finales de enero ante el Barcelona. Era el primer gran reto del torneo, pero al menos permitió a los rojiblancos contar con el respaldo de su afición. ¡Y vaya si lo tuvo! 50.953 pulmones, la tercera mejor entrada de la historia hasta ese momento, impulsaron a un equipo desatado desde el gol de Guruzeta. Pese a que el Barcelona regresó al partido y lo tuvo en el minuto 86 con un gol fallado por Yamal, el Athletic apeló al corazón para hacerse con la clasificación en un derroche de fuerza y emoción en la prórroga. (San Mamés. Bilbao. 24-1-2024. Cuartos)

Si buena parte de la gran historia del Athletic se ha escrito en la Copa es por noches como la que se vivió a finales de enero ante el Barcelona. Era el primer gran reto del torneo, pero al menos permitió a los rojiblancos contar con el respaldo de su afición. ¡Y vaya si lo tuvo! 50.953 pulmones, la tercera mejor entrada de la historia hasta ese momento, impulsaron a un equipo desatado desde el gol de Guruzeta. Pese a que el Barcelona regresó al partido y lo tuvo en el minuto 86 con un gol fallado por Yamal, el Athletic apeló al corazón para hacerse con la clasificación en un derroche de fuerza y emoción en la prórroga. (San Mamés. Bilbao. 24-1-2024. Cuartos)
Si buena parte de la gran historia del Athletic se ha escrito en la Copa es por noches como la que se vivió a finales de enero ante el Barcelona. Era el primer gran reto del torneo, pero al menos permitió a los rojiblancos contar con el respaldo de su afición. ¡Y vaya si lo tuvo! 50.953 pulmones, la tercera mejor entrada de la historia hasta ese momento, impulsaron a un equipo desatado desde el gol de Guruzeta. Pese a que el Barcelona regresó al partido y lo tuvo en el minuto 86 con un gol fallado por Yamal, el Athletic apeló al corazón para hacerse con la clasificación en un derroche de fuerza y emoción en la prórroga. (San Mamés. Bilbao. 24-1-2024. Cuartos)

El éxito de un equipo convencido

Quedaba el último obstáculo para llegar a una nueva final y a priori el sorteo no trajo buenas noticias. Nunca lo es enfrentarse al Atlético de Madrid, pero llegados a este punto, al Athletic nada ni nadie le paraba. Lo demostró en la ida, con una lección de personalidad en el Metropolitano. Un gol de penalti de Berenguer y un enorme ejercicio de resistencia permitieron a los rojiblancos volver a casa con ventaja. La semifinal de vuelta fue una enorme fiesta camino de la final de Sevilla. Un 3-0 que llevó el delirio a un San Mamés repleto con 52.061 aficionados que vivieron una noche inolvidable. (Metropolitano y San Mamés. 7-2 y 29-2. Semifinales a doble partido)

Quedaba el último obstáculo para llegar a una nueva final y a priori el sorteo no trajo buenas noticias. Nunca lo es enfrentarse al Atlético de Madrid, pero llegados a este punto, al Athletic nada ni nadie le paraba. Lo demostró en la ida, con una lección de personalidad en el Metropolitano. Un gol de penalti de Berenguer y un enorme ejercicio de resistencia permitieron a los rojiblancos volver a casa con ventaja. La semifinal de vuelta fue una enorme fiesta camino de la final de Sevilla. Un 3-0 que llevó el delirio a un San Mamés repleto con 52.061 aficionados que vivieron una noche inolvidable. (Metropolitano y San Mamés. 7-2 y 29-2. Semifinales a doble partido)
Quedaba el último obstáculo para llegar a una nueva final y a priori el sorteo no trajo buenas noticias. Nunca lo es enfrentarse al Atlético de Madrid, pero llegados a este punto, al Athletic nada ni nadie le paraba. Lo demostró en la ida, con una lección de personalidad en el Metropolitano. Un gol de penalti de Berenguer y un enorme ejercicio de resistencia permitieron a los rojiblancos volver a casa con ventaja. La semifinal de vuelta fue una enorme fiesta camino de la final de Sevilla. Un 3-0 que llevó el delirio a un San Mamés repleto con 52.061 aficionados que vivieron una noche inolvidable. (Metropolitano y San Mamés. 7-2 y 29-2. Semifinales a doble partido)

Una agonía que dio paso a la felicidad absoluta

Se sabía que el Mallorca no iba a ser un rival sencillo, pero en realidad fue un oponente que llevó al Athletic al límite. Con sus armas y su estilo, anotó el 0-1 en el minuto 20 y obligó al equipo de Valverde a realizar un esfuerzo descomunal para empatar y después ir en busca de ese gol de la victoria que no llegó. Así que hubo que resolver la Copa desde el punto de penalti, como aquella de 1977 en la que Esnaola paró el penalti decisivo a Iribar. Tocaba hacer justicia con el Chopo y con la historia para cerrar ese doloroso paréntesis de 40 años que desde la noche del sábado ya es historia. (La Cartuja. Sevilla. 6-4-2024. Final)

Se sabía que el Mallorca no iba a ser un rival sencillo, pero en realidad fue un oponente que llevó al Athletic al límite. Con sus armas y su estilo, anotó el 0-1 en el minuto 20 y obligó al equipo de Valverde a realizar un esfuerzo descomunal para empatar y después ir en busca de ese gol de la victoria que no llegó. Así que hubo que resolver la Copa desde el punto de penalti, como aquella de 1977 en la que Esnaola paró el penalti decisivo a Iribar. Tocaba hacer justicia con el Chopo y con la historia para cerrar ese doloroso paréntesis de 40 años que desde la noche del sábado ya es historia. (La Cartuja. Sevilla. 6-4-2024. Final)
Se sabía que el Mallorca no iba a ser un rival sencillo, pero en realidad fue un oponente que llevó al Athletic al límite. Con sus armas y su estilo, anotó el 0-1 en el minuto 20 y obligó al equipo de Valverde a realizar un esfuerzo descomunal para empatar y después ir en busca de ese gol de la victoria que no llegó. Así que hubo que resolver la Copa desde el punto de penalti, como aquella de 1977 en la que Esnaola paró el penalti decisivo a Iribar. Tocaba hacer justicia con el Chopo y con la historia para cerrar ese doloroso paréntesis de 40 años que desde la noche del sábado ya es historia. (La Cartuja. Sevilla. 6-4-2024. Final)

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios

Una Copa perfecta