Córdoba quedará libre si el Athletic no le renueva este verano

El extremo tiene un año más de contrato, pero si el club no lo extiende hasta 2025 quedaría sin efecto y debería ser indemnizado en virtud del acuerdo firmado en 2021

Robert Basic
ROBERT BASIC

Falta poco más de una semana para que los jugadores del Athletic vuelvan a Lezama y se pongan a las órdenes de Marcelo Bielsa o Ernesto Valverde, en función del desenlace electoral. Entre los citados está Iñigo Córdoba, quien regresa de su cesión en el Go Ahead Eagles y quiere hacerse un hueco en los planes del nuevo entrenador. El extremo tiene contrato hasta 2023, pero el club puede ampliarlo por otras dos campañas. Pues bien, tendrá que hacerlo este mismo verano si quiere quedarse con el jugador. Si no ejerce esta opción, recogida en el acuerdo suscrito en 2021, el futbolista tendría la carta de libertad automática, se resolvería el documento firmado el año pasado y debería ser indemnizado por el curso que tenía rubricado.

Estos son los términos contractuales pactados entre el club y el jugador en el momento en el que se acordó su préstamo al Go Ahead Eagles, además de dejar abierta la posibilidad de que los holandeses pudiesen comprar al bilbaíno por tres millones. No ejercieron esta opción y el interior tampoco quería que los de Deventer hicieran negocio con él vendiéndole por una cantidad más elevada a otro club. Su prioridad siempre ha sido el Athletic y decidir con los rojiblancos su futuro en común. Tendrá que ser durante estas semanas porque si no se le renueva, obtendría la carta de libertad. Si el club decide firmarle hasta 2025, entonces habría dos escenarios posibles: quedarse o salir de nuevo cedido.

Doce goles con el Go Ahead

Córdoba viene de hacer una gran temporada con el Go Ahead Eagles, equipo con el que explotó a nivel goleador con doce tantos. Los tres aspirantes al sillón presidencial, Ricardo Barkala, Jon Uriarte e Iñaki Arechabaleta, le comunicaron que cuentan con él, aunque uno de ellos le transmitió que no vería mal un nuevo préstamo para que completara su despegue. El extremo terminó muy satisfecho después de los contactos mantenidos con los candidatos. Supo que le valoran y que consideran que su etapa en Holanda fue todo un acierto.

El rojiblanco ha disputado 35 partidos entre la Eredivisie (30) y la KNVB Beker (5). Nueve goles en la liga y tres en la Copa, con un par de asistencias en cada una de las competiciones, confeccionan la hoja de resultados de un jugador que ha crecido lejos de casa. 2.706 minutos en el fútbol neerlandés le han servido para aprender, fortalecerse y demostrar que está hecho para desafíos mayores.