Crisis del Athletic, pero gran imagen

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Los últimos partidos el Athletic habían sembrado dudas en todo el mundo menos en Marcelino, que se agarró al optimismo en la crisis de resultados y sorprendió al diagnosticar que el equipo estaba en buena línea. Los primeros 15 minutos del Santiago Bernabéu contribuyeron a aumentar el pesar. El equipo rojiblanco saltó al campo como un grupo de poca monta que se limitaba a atrincherarse atrás. Eran momentos en los que lo único que se presentía era la tragedia.

Pero, de repente, el partido cambió. La presión rojiblanca mejoró y los de Marcelino pudieron recuperar la pelota más arriba para buscar las cosquillas del Real Madrid. El Athletic fue a más según avanzaba la fría noche madrileña y sólo su terrible lastre de falta de pericia arriba le dejó sin puntuar en el campo del líder.

De los tres anteriores partidos ante el Cádiz, Levante y Granada se esperaba mucho, pero sólo dieron unos berrinches de aúpa a los hinchas. De gran salto adelante hacia Europa, nada de nada. La visita a un Madrid líder era la visita al dentista de Caparrós. Y, sin embargo, no fue nada de eso. El Athletic se asomó por la portería de Courtois como pocos equipos lo han hecho. Tras las decepciones, los de Marcelino necesitaban un partido así, aunque es evidente que no pueden estar felices porque el resultado fue injusto con ellos. Pero, al menos, en medio de la crisis de resultados, los rojiblancos ofrecieron su mejor cara. El ambiente del Bernabéu pasó del festivo «Karim, Balón de Oro» a pedir la hora con desesperación.

Los hinchas rojiblancos que no dejaron de animar a los suyos desde un córner del tercer anfiteatro se fueron frustrados. Por tres motivos, por el infortunio de anoche, porque es increíble que el del Santiago Bernabéu fuera el mismo equipo que tan pobre imagen ofreció ante el Cádiz, Levante y Granada y porque con un jugador que meta goles el Athletic hubiera puntuado sí o sí. Con esta desesperante ineficacia ofensiva es imposible sacar nada.