Una cuadrilla de Indautxu 'calienta' antes del partido

.