Decepción. Iñigo Martínez, autor del gol rojiblanco en Mestalla, abandona el campo desolado tras el empate del Valencia. / moisés castell

La cuenta pendiente de Marcelino

El técnico rojiblanco no ha conseguido todavía el equilibrio defensa-ataque que el Athletic necesita para progresar

Jon Agiriano
JON AGIRIANO

Los entrenadores buscan el equilibrio como los viejos alquimistas buscaban la piedra filosofal, con una actitud que oscila entre el ahínco y la desesperación. Ese es siempre su gran objetivo, el que les asegura un perfecto balance entre defensa y ataque en sus equipos. Por supuesto, se trata de una conquista muy complicada. Y es que, como dijo El