Dani García espera superar la pubalgia que limita su rendimiento. / Europa Press

«Me reventaría entero no entrar en Europa»

Dani García asegura que está bastante recuperado de su pubalgia y descarta operarse para resolver sus problemas en el adductor

Robert Basic
ROBERT BASIC Lezama

Dani García está inmerso en dos batallas. Una tiene que ver con la pelea agónica del Athletic por acabar entre los siete primeros y su participación en las labores de persecución y otra con su cuerpo, que le ha hecho parar durante mes y medio para resolver sus problemas de pubalgia. Quiere ganar las dos: olvidarse del dolor y sacar el pasaporte del cajón. «Me reventaría entero no entrar en Europa», ha confesado el guipuzcoano, quien ha rechazado de forma tajante la posibilidad de pasar por el quirófano para acabar con las molestias del adductor. «Desde que he llegado no he tenido la oportunidad de jugar (las competiciones continentales) y es algo que me fastidia. Quiero jugar en Europa con el Athletic, quiero conseguirlo. Sería muy bonito saber lo que se siente», se ha sincerado este martes en Lezama, donde el equipo ha seguido con la preparación del partido del sábado ante el Atlético de Madrid.

El mediocentro ha explicado en profundidad sus problemas de pubalgia, que «nada tienen que ver» con los casos de Yuri y Sancet. Ha dejado claro que son casos totalmente distintos y que afectan de diferente manera a los tres futbolistas -el lateral guipuzcoano ya está curado de esta dolencia-. Dani García ha apuntado que la idea inicial era «estar una semana sin correr» y fortalecer la zona afectada para acabar con el dolor. No funcionó y hubo que cambiar de paso, de ejercicios, porque «jugar con infiltraciones tenía un límite». El caso es que el de Zumarraga estuvo mes y medio sin competir, entre el partido del Barcelona (27 de febrero) y el Villarreal (9 de abril). Reapareció en La Cerámica y también tuvo minutos contra el Cádiz. Ahora está casi perfecto y confía en llegar en perfectas condiciones a la pretemporada. En este sentido, el medio ha destacado la labor del fisioterapeuta Jurdan Mendigutxia, quien suele hacer 'milagros'. En el Eibar también tuvo dos episodios de pubalgia y los resolvió sin pasar por el quirófano. Sigue por el mismo camino y da por hecho que esquivará de nuevo el bisturí.

«En las vacaciones puedo hacer lo que quiera»

Está cada vez con las mejores sensaciones y lo único en lo que piensa ahora es en sacar adelante las «cinco finales» que le quedan al Athletic. «Nos hemos hecho a la idea de que si queremos ir a Europa lo tenemos que ganar todo o casi todo. No podemos fallar. Sabemos que hay que sacar adelante el partido del sábado -contra el Atlético- y el equipo está con la mentalidad positiva». Dani García ha recordado que a los rojiblancos les quedan «tres encuentros en casa y dos fuera» y ha reiterado que el margen de error es ínfimo. «El Villarreal está centrado en la Champions. Nosotros también cuando jugamos con el Valencia -en alusión a la Copa- estábamos más pendientes de ello. Pues imagínate si te estás jugando la final de la Champions». En cualquier caso, el mediocentro ha admitido que estarán «atentos» a lo que haga el 'submarino' en la Liga de aquí al 22 de mayo.

Preguntado por si no entrar en Europa sería un fracaso, Dani García ha expuesto su punto de vista. «Más desilusión que fracaso. Hemos hecho grandes cosas esta temporada. No estar en la final de la Copa fue muy doloroso para la plantilla. Los equipos que están por delante de nosotros tienen grandes potenciales. Esta temporada no sería un fracaso». En este sentido, se le ha cuestionado por el sentir de la afición acerca del comportamiento del equipo y del concepto de estar de vacaciones antes de tiempo. El guipuzcoano ha sido muy elocuente con su respuesta a la hora de referirse al tiempo libre y el de la competición. «Vamos a ver: hay que saber diferenciar entre vacaciones y no vacaciones. Yo puedo hacer lo que quiera en las vacaciones. Si mi novia tiene que trabajar... pues me hubiesen pillado con el puro como a Muni (Iker Muniain). Si me apetece beberme un cubata o fumarme un puro en las vacaciones, lo puedo hacer».

Entonces ha recalcado que «cuando estamos de competición, y lo digo por experiencia, estamos centrados en lo que tenemos que estar. Me revienta no estar en Europa porque aquí hay gente que ha jugado de todo, y yo no. Es una cosa que tengo dentro y que necesito sentir. Mis compañeros, lo mismo. Nos reventó no ganar la Copa el año pasado. Si tanto nos jode que nos digan que estamos pensando en Ibiza, pues tenemos una buena ocasión para demostrar en estos últimos cinco partidos».