Borrar
David, en el centro, con una bufanda del Athletic con sus compañeros de peña
David, el francés enamorado del Athletic por los partidos del Newcastle, la Sampdoria...

David, el francés enamorado del Athletic por los partidos del Newcastle, la Sampdoria...

Hazparne ·

Él y sus compañeros quieren convertir su sede en un 'pequeño' San Mamés

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Sábado, 6 de abril 2024, 00:51

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

David Lissarrague, presidente de la peña del Athletic en Hazparne (País Vasco francés), se sintió atraído por el Athletic hace tres décadas por un partido de la extinta UEFA, un duelo recordado por muchos aficionados rojiblancos: aquel inolvidable choque contra el Newcastle, celebrado en noviembre de 1994, cuando un gol de Cuco Ziganda derribó a las 'urracas'. «Me gusta desde ese partido, que vi por televisión». Ahí se produjo el flechazo. Pero el enamoramiento llegó un poco más tarde. «Soy athleticzale desde 1997, por el partido contra la Sampdoria de Génova. Fuimos cuatro amigos de Hazparne», recuerda un aficionado que conoció la factoría de talentos rojiblanca de primera mano.

Gracias a las pruebas de un familiar. «Descubrí Lezama porque acompañé a mi hermano, que tiene diez años menos. Juegaba de portero e hizo una prueba de detección en Lezama. Me encantó la gran amabilidad y simplicidad de la gente del club. Me sentí como en una familia», asiente. A partir de ahí, el Athletic se metió en su corazón.Para siempre.

«Luego organicé desplazamientos en aubotús a SanMamés. Por ejemplo, estuvimos en el partido del Centenario contra Brasil. Y teníamos entradas gracias a un contacto de Bilbao. Se llamaba Kike y tuvimos relación porque nos lo encontramos en Pozas el día del partido de la Sampdoria», cuenta este hincha, presidente de una agrupación de aficionados que nació en 2002.

– ¿Por qué crearon la peña?

– Porque teníamos problemas para encontrar entradas cuando queríamos ir en grupo a San Mamés. Una persona de Bilbao nos aconsejó crear para la peña. Hasta entonces, solo había una peña en Iparralde, la de Baiona.

Por supuesto, acudirá a Sevilla. «Pero sin entrada», comenta. Es optimista, pero tampoco es de los que dan por hecho el triunfo de la escuadra de Ernesto Valverde. «No creo que veamos un gran partido.El Mallorca es un equipo muy bien organizado y difícil de jugar. En cuartos y en semifinales hicimos muchos goles, pero creo que con un 1-0 ya sería suficiente», admite Lissarrague, que está tratando de convertir Hazparren en un pequeño San Mamés. «Cada vez hay más vecinos y gente que van a San Mamés. Estamos muy contentos».

Y eso que 'luchan' contra el hecho de que el equipo de fútbol de esta localidad del País Vasco francés es convenido de la Real Sociedad y también hay mucha afición al rugby, en concreto al Aviron Bayonnais. Pero ellos lo intentan. «Desde hace tres años organizamos en nuestro txoko algunos eventos abiertos a otras personas, como torneos de mus, conciertos... Estamos muy orgullos de nuestro txoko.Era un local sin uso y lo hemos rehabilitado», se enorgullece.

Igual que lo hace cuando se acuerda de los dos días de ensueño que vivió en Barcelona con motivo de la final de 2015. «Es el mejor momento. Ver y disfrutar de la calles teñidas de rojiblanco fue mágico. Y el camino hasta el Camp Nou cantando.Hasta que marcó Messi», lamenta. Ojalá en una semana el final sea feliz. «Esperamos vivir lo mismo en Sevilla. ¡Pero con la gabarra!».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios