Una demanda frena el edificio del primer equipo del Athletic y la residencia de canteranos

Instalaciones de Lezama./Athletic Club
Instalaciones de Lezama. / Athletic Club

El club admite que el proyecto tendrá como mínimo un retraso de «dos o tres años» si el Supremo ratifica una sentencia contra el Ayuntamiento de Lezama

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

El proyecto estrella del Plan Director de Lezama está en manos del Tribunal Supremo. El edificio independiente para el primer equipo y la residencia de jugadores de cantera quedan a expensas de lo que decidan los jueces.

El Tribunal Superior vasco tiró abajo en febrero el plan general urbanístico del municipio. El proyecto ha estado envuelto en la polémica desde sus orígenes, en la medida en que incluía la recalificación para construir viviendas de un terreno propiedad de la familia de Alaitz Etxeandia, la exalcaldesa que impulsó esta modificación urbanística y que ahora se encuentra al frente de la sociedad foral Biscaytik. Lezama Bizirik y medio centenar de vecinos de la localidad denunciaron su actuación.

El Consistorio elevó recurso ante el Tribunal Supremo. Si este órgano ratifica las sentencias dictadas en Euskadi, el edificio para el primer equipo del Athletic y la residencia de jugadores que el club quiere construir en sus instalaciones sufriría un retraso. Por el momento, las obras no han podido arrancar.

La idea del Athletic es hacer en la parte alta de sus instalaciones un edificio para uso exclusivo del primer equipo. Eso liberaría mucho espacio en el inmueble principal de Lezama, que sería aprovechado para hacer una residencia de jugadores. La ausencia de una instalación en condiciones de este tipo ha sido señalada por los técnicos como un problema para la captación de jugadores de fuera de Bizkaia. El Alavés acaba de estrenar una en la que viven jóvenes promesas de su equipo y del Baskonia de baloncesto.

Una situación «un tanto peculiar»

José Ángel Corres, vicepresidente del Athletic responsable de obras y miembro del PNV como la exalcaldesa de Lezama, definió la situación urbanística de la localidad como «un tanto peculiar». Corres admitió que el remate final al ambicioso proyecto de reforma de las instalaciones de Lezama que presentó su directiva en 2013 está en manos del Supremo. «Si acepta el recurso del Ayuntamiento, podríamos acometer los proyectos. Si no lo acepta, se anula el planeamiento general. Deberíamos volver sobre el anterior, que no contempla los usos que queremos dar a las instalaciones. Nos dicen que acumularíamos un retraso de dos o tres años, que yo digo que serán los primeros, para modificar el planteamiento».

Corres se felicitó por que el plan director de Lezama ha avanzado a gran velocidad hasta que ha sido detenido por la incertidumbre judicial. Entre las principales inversiones acometidas en los últimos meses destacan la construcción de una nueva tribuna en un fondo del campo dos, en el que juegan el equipo femenino y el Bilbao Athletic, y que eleva su aforo hasta los 3.200 espectadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos