Borrar
Valverde y el cuarto árbitro, en la banda de San Mamés. Movistar
La deportividad de Valverde con el cuarto árbitro durante el derbi: «No era amarilla»

La deportividad de Valverde con el cuarto árbitro durante el derbi: «No era amarilla»

Txingurri sacó una sonrisa al asistente cuando consideró excesiva la amonestación a Le Normand: «A mí de puta madre, pero el fútbol es un juego de contacto»

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Miércoles, 19 de abril 2023, 15:38

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los cuartos árbitros se parecen en ocasiones a los 'bobbies' londinenses que custodian el palacio de Buckingham. Rígidos e impasibles ante lo que les rodea, solo les diferencia que unos llevan una tablilla para anunciar los cambios y otros un enorme a la par que icónico sombrero. Sin embargo, también tienen sus momentos de 'flaqueza' y se rinden ante el perfil del entrenador que no para quieto en el área de su banquillo.

Ernesto Valverde fue uno de estos últimos en el pasado derbi ante la Real Sociedad, en el que el Athletic se llevó tres puntos de oro para mentenerse firmes en el objetivo europeo. Fue un choque de alto voltaje, propio de una rivalidad histórica, y Txingurri apenas se sentó en su butaca. Y además de desgallitarse con sus jugadores, el míster rojiblanco le dio la tarde al cuarto árbitro, Eder Mallo.

«Esa tarjeta sí, ¿no? Lo demás todo por detrás y ahora saca tarjeta, no me jodas. Me toca los huevos», espeta Valverde bastante enfadado por una decisión arbitral de César Soto Grado, que amonestó a Vivian, Capa, Yeray, Dani García y Guruceta por los locales y a los centrales visitantes Zubeldia y Le Normand. Fue la cartulina amarilla que vio este último el detonante de un momento de lo más curioso que han recogido las cámaras de Movistar en su icónico programa 'El Día Después'.

Honestidad

Después de que el francés, que ha dado el sí para vestir la camiseta de la selección española por la doble nacionalidad que posee, viera la amarilla, Txingurri se acercó al cuarto árbitro (Eder Mallo, del colegio castellano-leonés). «No era. Hombre, que esa falta sea amarilla... Tremendo, ¿eh?», le dice a pocos metros, lo que provocó las risas de Mallo. «A mí de puta madre, pero el fútbol es un juego de contacto. Si es que eso solo es falta», pronunció el técnico zurigorri en un implecable ejercicio de honestidad.

Los objetivos del programa también han ofrecido unas curiosas imágenes del momento en el que Iñaki Williams explica a compañeros y rivales que no le ha dado en la mano el balón que acabó en el 1-0, el primer tanto de su doblete. Primero es Yuri el que le insiste, luego hace la celebración de la fusión al estilo Dragon Ball con su hermano Nico y después es el turno de los jugadores de la Real. «Te da en la mano tío, Willy», le espeta Oyarzabal. «Te prometo que no», contesta el delantero bilbaíno. «Pues es clara», concluye Brais Méndez.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios