Valverde, pensativo en un partido en San Mamés

La derrota contra el Atlético no cambia los planes de Valverde

Antes de visitar al Getafe, el técnico del Athletic expone que su equipo tiene que mantener sus señas de identidad

JUANMA MALLO

Ernesto Valverde mantiene la calma. Considera que el empate contra el Sevilla y la derrota frente al Atlético no debe variar la hoja de ruta de su Athletic, ésa que marca que debe ser un equipo que mande en los partidos, que acose a sus rivales a base de potentes ataques. Lo dejó claro este lunes en la rueda de prensa previa al encuentro de este martes frente al Getafe (20 horas):«El equipo no tiene que variar demasiado en cuanto a su intención. No creo que hay una variación excesiva o un replanteamiento diferente al que teníamos antes de ir a Sevilla independientemente de que alguien esté más eufórico o más decepcionado», lanzó un entrenador que tiene varias dudas para el duelo, entre ellas Yeray, y también el posible regreso de Yuri. «Varios terminaron con pequeñas molestias».

La comparecencia de Txingurri recordó por momentos a la posterior al duelo contra el cuadro colchonero.Porque muchas preguntas retrocedieron al sábado, a lo sucedido sobre el terreno de juego de La Catedral. Y él calcó algunas de las respuestas que ofreció en la sala de prensa de San Mamés. Por ejemplo, que de esa derrota el bloque bilbaíno debe extraer una lección. «De todos tenemos que aprender. Somos un equipo en unas partes más veteranos y en otras con más juventud. Tenemos que ir aprendiendo de las situaciones que se nos ponen por delante. Nos interesa jugar partidos de estos y se trata de aprovechar las derrotas.Nos han ganado por detalles y tenemos que aprender de eso», lanzó el entrenador del Athletic, que reiteró lo dicho el sábado.«Estuvimos cerca de no perder».

Y extrajo una serie de «cosas buenas»: «con nuestra intención, el hecho de salir sin complejos, las posibilidades de gol que les creamos». Pero también hay saldo negativo. «No podemos conceder un gol como el que concedimos», afeó. Eso sí, su vestuario no se ha hundido por la derrota. Y tiró de fina ironía. «Quién más quien menos ya ha perdido algún partido y ya sabe de qué va esto», indicó.

El Athletic, en este sentido, tratará de redimirse en Getafe, en el Coliseum, ante un equipo que ha empezado mejor que el pasado curso, recordó Valverde, pero que tampoco es que esté para tirar cohetes.Eso sí, Txingurri ya advirtió. «Es un equipo al que es difícil encontrarle los huecos para entrar. Será un partido aspero, de esos que habrá que sudar para ganar».