«Veo difícil recuperar a Messi para el viernes»

Valverde, en el banquillo durante el duelo de anoche contra el Nápoles en Michigan./EFE
Valverde, en el banquillo durante el duelo de anoche contra el Nápoles en Michigan. / EFE

Ernesto Valverde pone en duda la presencia del argentino en el estreno de la Liga contra el Athletic en San Mamés

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Ernesto Valverde ha calificado de difícil la recuperación de Leo Messi para el encuentro que el Barcelona disputará el viernes en San Mamés contra el Athletic. Quizá es una maniobra de distracción, para que los futbolistas rojiblancos se confíen -algo que, conociendo a Gaizka Garitano, no ocurrirá ya que no deja nada a la improvisación-, pero el técnico de la escuadra culé realizó esta confesión este sábado por la noche después de derrotar al Nápoles en Michigan en el último amistoso de la pretemporada azulgrana (4-0). «Me encantaría que estuviera de vacaciones. Si no ha venido aquí es porque está lesionado. Veo difícl que lo recuperemos para el viernes», destacó el expreparador rojiblanco.

El argentino regresó el pasado lunes de vacaciones. Y, en el primer entrenamiento, notó un dolor en el sóleo. Por precaución, se retiró de la sesión y el cuerpo técnico y los servicios médicos acordaron que no viajara a Estados Unidos, donde el Barcelona ha disputado dos encuentros frente a la formación de Carlo Ancelotti. Messi, que se ha incorporado más tarde tras su tercer puesto en la Copa América, está siguiendo un plan especial de recuperación. Se han visto imágenes del '10' en el gimnasio, con esa zona del cuerpo protegida. El mismo día de producirse la dolencia, el futbolista se confesó en Instagram. «Me va a dejar afuera un tiempito», aseguró sobre un contratiempo de grado 1, que suele significar entre diez y quince días de baja. Vamos, que si juega en San Mamés, lo hará muy justo.

«Sigue con el proceso de recuperación y no estoy seguro de que pueda estar en el inicio de Liga», reiteró Valverde, en una conferencia de prensa en la que también analizó como se plantará el Barcelona en ese primer duelo de la Liga en el que fuera su estadio. «Tenemos ganas de volver para casa. En el último partido de la pretemporada había que mostrar la perspectiva de lo que debe ser el equipo en la Liga y hemos estado bien, intensos y hemos creado bastante más peligro. Nuestros goleadores han marcado y el equilibrio entre defensa y ataque ha estado muy bien», afirmó tras un triunfo con goles de Griezmann, que se estrenó, Suárez (2) y Dembélé. Si no se recupera Messi, ése será el tridente al que se tendrá que enfrentar la defensa rojiblanca que, salvo sorpresa, estará compuesta por Capa, Yeray, Iñigo, que este domingo no ha entrenado, y Yuri Berchiche.