luis ángel Gómez

Ander Herrera llegó a pensar que no vendría al Athletic: «Hubo momentos desesperantes»

El centrocampista reconoce que el proceso ha sido «más largo que lo esperado» y avanza que tiene unas «ganas locas de empezar»

Robert Basic
ROBERT BASIC

A pesar de la insistencia de la grada, sobre todo de los más jóvenes situados en las primeras filas de la Tribuna Principal Baja, Ander Herrera no besó el escudo del Athletic. Levantó los pulgares, saludó, regaló balones y enseñó la camiseta, pero uno de los gestos más habituales y también más forzados del fútbol no tuvo lugar este domingo en San Mamés. Unos 2.300 aficionados siguieron en directo la presentación del centrocampista, vestido con su nueva piel y el número 23 serigrafiado en la espalda, quien luego habló largo y tendido -se le da igual de bien que cuando se fue hace ocho años- junto al presidente Jon Uriarte. El bilbaíno explicó que no besó el escudo porque el «cariño, el reconocimiento y el respeto de la gente me lo tengo que ganar día a día». Y elogió al club. «El Athletic te marca. Deja un poso en ti que es complicado de igualar en otros lugares».

De verbo fácil y tranquilo ante los micrófonos, acompañado por su familia y varios directivos, Herrera expresó su satisfacción por regresar a un lugar en el que fue «muy feliz» y en el que conserva «amigos. Empiezo esta segunda etapa con un Lezama impresionante, un San Mamés terminado, la grada de animación rugiendo, compañeros con los que estuve (entre 2011 y 2014) y nuevas generaciones con mucho talento». Admitió que los últimos meses en el PSG fueron complejos y que la decisión del técnico Christophe Galtier de descartarle y hasta de apartarle de la dinámica del primer equipo le dejó un tanto descolocado. «Se pueden hacer las cosas de otra manera», proclamó, aunque se cuidó a la hora de referirse al conjunto parisino. «Es un club elegante que me ha tratado fenomenal, la afición me ha dado cariño y he tenido unos compañeros irrepetibles». Después de tres años con ellos, le dijo adiós.

«Ganas locas de empezar»

A raíz de verse tachado de los planes de Galtier, el bilbaíno aseguró que se ha entrenado «aún más duro» porque sabía que la opción del Athletic estaba a la vuelta de la esquina. En este sentido, desveló que había mandado datos del GPS -aparato que recoge el contenido numérico relativo al rendimiento- al jefe de los servicios médicos del Athletic, Josean Lekue. En este sentido, avanzó en San Mamés que está al «cien por cien para competir» y que tiene unas «ganas locas de empezar». Un refuerzo que viene para enriquecer las variantes en el centro del campo.

Vídeo.

La pregunta se la esperaba y la tenía preparada, al igual que la totalidad de un discurso bien estructurado y verbalizado. Hace ocho años se marchó al Manchester United alegando que buscaba títulos y crecer en uno de los «mejores clubes del mundo». ¿Qué le motiva ahora para regresar a Bilbao? «Desde que me he ido siempre me habéis escuchado decir que el Athletic es especial. Te vas del Athletic, pero el Athletic no se va de ti». Subrayó que ha estado siempre «en contacto con amigos» del vestuario y que se ha visto el «80% o el 90% de los partidos desde que me fui. En casa me echaban bronca por dedicar demasiado tiempo al fútbol y a ver a mis excompañeros y exequipos». Ahora espera ayudar a los rojiblancos a alcanzar «cotas altas» y se alió con el discurso institucional de acabar entre los seis mejores. «Por experiencia y calidad Europa nos llama a todos».

Herrera acotó que se comportará como un «profesional» y que de esta manera tratará de convencer a la gente que no ve con buenos ojos su regreso al club. «Haré lo mismo que en mis primeros tres años aquí. A veces jugaré mejor y otras peor, pero siempre pondré toda la carne en el asador. Aspiro a poner al servicio del Athletic mis cualidades, madurez y experiencia». El centrocampista manifestó que tenía «otras opciones» para seguir con su carrera pero que no dudó cuando se abrió la oportunidad de regresar al conjunto bilbaíno. ¿Dónde se ve jugando en el esquema de Valverde? «Siempre me adecúo a las necesidades del equipo. Desde que me fui del Athletic he jugado de lateral derecho, de lateral izquierdo, de centrocampista defensivo, de mediapunta y en banda. Estoy abierto a todo», remató.