Los jugadores del Mancha Real celebran el pase tras vencer al Granada. / rfef

«Después de estar doce años en Lezama, jugar contra el Athletic será muy bonito»

El Mancha Real, rival de los de Marcelino en la Copa, cuenta en sus filas con Urko Arroyo, quien llegó a disputar dos partidos con el primer equipo rojiblanco

CARLOS NIETO GARCÍA

El Athletic viajará hasta Jaén para disputar su primer partido en la Copa del Rey. El Atlético Mancha Real era el único equipo presente en el sorteo de 2ª RFEF, la cuarta categoría del fútbol español, por lo que los rojiblancos pueden decir que les ha tocado el rival más sencillo de los posibles en su torneo fetiche. Pero esto es la Copa, la competición de las sorpresas. Y es que el Mancha Real, como se le conoce por la localidad jienense que lleva su nombre, viene de cargarse ayer mismo al Granada (1-0) en la segunda ronda del torneo del KO. Antes había dejado en la cuneta al DUX Internacional de Madrid, rival de 1ª RFEF, por dos goles a uno.

En las filas del conjunto andaluz está un viejo conocido del Athletic, Urko Arroyo, quien llegó a disputar dos partidos con la primera plantilla rojiblanca, uno en la 2005-06 y otro en la 2007-08. A sus 34 años, este trotamundos del balompié ha pasado por doce equipos de nuestro fútbol, además del Europa gibraltareño, hasta recalar en el Mancha Real, donde es uno de los capitanes. «Va a ser un partido muy especial para mí. Después de estar doce años en Lezama, jugar contra el Athletic será muy bonito», explica a este periódico el autor de un gol en la presente temporada, frente al El Ejido el 21 de noviembre.

En su conversación con EL CORREO, el bilbaíno admite que el vestuario «prefería a Barça o Madrid porque muchos son aficionados y atraería mucha gente al campo, pero yo quería al Athletic, claro». Sobre las posibilidades del Mancha Real ante el conjunto de Marcelino, el delantero advierte que «se lo pondremos muy difícil por nuestro campo de césped artificial. Con este formato de Copa puede haber sorpresas».

Mención también merece el mediocentro Txaber Ajuriagoikoa (Amorebieta, 1999). Su momento deportivo es diferente, ya que apenas ha sumado 17 minutos en dos partidos en lo que llevamos de campaña. El joven jugador dejó Bizkaia el pasado verano tras jugar en la cantera de su Amorebieta natal, Vitoria, Portugalete y, por último, Barakaldo. Tras entrar en la convocatoria en los dos partidos coperos, confía que a la tercera sea la vencida.

El Mancha Real tiene apenas 37 años de edad. Fue fundado en 1984, heredado del Imperio Azul, club de la misma localidad y que hoy compite en la categoría de veteranos. A lo largo de sus casi cuatro décadas de existencia, el Mancha Real ha transitado por las regionales andaluzas y, durante los últimos años, en Tercera División. Llegó incluso a competir en la extinta Segunda B en la temporada 2017-2018.

Hace unos meses consiguieron el ascenso de Tercera a la recién creada 2ª RFEF, compitiendo en el grupo 5. Los andaluces han notado el aumento de nivel ya que marchan decimoterceros, posición en la que de finalizar en ella lucharían por no caer de nuevo a Tercera. En dicha liga se encuentran históricos equipos como el Hércules (el Mancha Real viene de perder ante los alicantinos por 1-2) o el Real Murcia, contra quien juega este domingo.

A los mandos del Mancha Real se encuentra un hombre de la casa. Pedro Bolaños, quien fuese jugador del club y que pasó también por el Jaén o el Melilla, suma su cuarta temporada como entrenador del primer equipo tras pasar por el juvenil. A sus 35 años, el mancharrealeño contaba con un gran toque de balón que hoy inculca a sus hombres con el objetivo de garantizar la posesión de balón.

Entre la ciudad y la montaña

Con 438 socios, el Mancha Real disputa sus partidos en La Juventud, un pequeño estadio con capacidad para 1.500 personas y situado a orillas de la Sierra Mágina, a unos veinte kilómetros de Jaén capital. Los de Marcelino se encontrarán un césped artificial que siempre conlleva una adaptación especial a jugadores de Primera División. El duelo se disputará, salvo sorpresa, el 6 de enero, Día de Reyes, puesto que el Athletic visita el lunes 3 (21.00) ante Osasuna en Liga. La Liga ha hecho oficial este viernes que los rojiblancos disputarán el derbi ante el Alavés el domingo 9 en Mendizorroza (18.30). Una dura semana para los de Marcelino con tres partidos a domicilio.