Athletic Club

El Athletic regala ilusión a sus hinchas

Un gol de Iñaki Williams permite al equipo rojiblanco cerrar con un pleno de cuatro triunfos sus partidos por el parón mundialista

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

No fue el partido más brillante de los cuatro que ha disputado en el parón mundialista, pero esta fase de la campaña ha dejado un balance muy interesante y que debe ser motivo de satisfacción para el Athletic. Cuatro amistosos, pleno de victorias, ocho goles marcados y cero recibidos. Llega la época de los agasajos navideños y el equipo rojiblanco, cuarto en la Liga y dominador en estos partidos preparatorios, ha regalado ilusión a sus hinchas.

Hay motivos para el optimismo. El equipo mantiene la buena forma con la que cerró la Liga, encuentra con facilidad la portería rival y además se muestra muy firme atrás. Hacerle ocasiones no es tarea sencilla. Cada equipo que se mide a él tiene claro que es un rival que juega bien y que busca llevar la iniciativa.

Al margen de los lesionados Herrera y Balenziaga y del dudoso Berenguer, Ernesto Valverde ya tiene a todos los jugadores con los que el martes reiniciará la competición oficial en el derbi copero de Sestao.

Los tres mundialistas reaparecieron en Udine, pero sólo Nico Williams estaba en un equipo titular formado por una clara mayoría de suplentes. Valverde resolvió que el partido preparatorio con más semejanzas al de Las Llanas era el del jueves en Burgos. Por eso el equipo que saltó al campo en El Plantío era muy parecido al que estará en el retorno a la competición oficial.

0 Udinese

Silvestri; Nehuen Pérez, Jaka Bijol, Ebosse (Buta, m.73); Pereyra (Ehiziube, m.60), Sandi Lovric (Samardzic, m.46), Souza Walace, Arslan (Jajalo, m,60), Ebosse (Nuyticnk, m.60); Beto (Pafundi, m.85) y Success (Nevstorovski, m.73).

1 Athletic

Agirrezabala (Unai Simón. m.46); Capa, Paredes, Vivian, Lekue (Yeray, m.77); Vencedor (Mikel Vesga, m.84), Dani García (Gerenabarrena, m.84); Nico Williams (Iñaki Williams, m.60), Muniain (Raúl García, m.60), Morcillo (Jon Cabo, m.84); y Villalibre (Zarraga, m.77).

  • Gol 0-1.M. 86. Iñaki Williams culmina con un lanzamiento raso y cruzado un pase recibido de Raúl García.

  • Árbitro Ayrolde, italiano.

  • Incidencias 2.000 espectadores en el estadio Dacia Arena de Udine, entre ellos representantes de la peña Leones Italianos que antes del partido visitaron a los rojiblancos en su hotel de concentración. Cinco grados de temperatura al iniciarse el último de los cuatro amistosos del Athletic antes del regreso a la competición. Gerenabarrena debutó con el Athletic.

Nico en el once

Nico Williams protagonizó la primera ocasión del partido italiano, un remate de cabeza en el segundo palo que detuvo Silvestri. El atacante esta afilado. Le da igual jugar en el calor de Qatar que en el frío de Udine (5 grados al comenzar el partido). Aparece una y otra vez en ataque por su banda. Es un jugador que deja su huella en cada partido. No se lo tomó como una noche en la que hay que cumplir el expediente en el regreso y reservarse para metas mayores.

La segunda oportunidad llegó gracias a un disparo lejano de Morcillo, que ha ofrecido buenos minutos en esta pretemporada. Era la demostración de que el Athletic saltó al campo con ánimo de mandar y sin distracciones. La estadística de la primera parte lo dejó claro: seis tiros a puerta de los visitantes por ninguno de los locales.

La más claras de la primera parte llegaron en los minutos 38 y 44 y ambas tuvieron como protagonista a Villalibre. La primera arrancó tras un acertado balón largo de Dani García. El gernikarra condujo hasta el interior del área, pero su acertado remate fue desviado por la punta de los dedos de Silvestri, el héroe de los suyos. Al poco remató fuera de cabeza en el área pequeña. En la segunda parte tuvo otra, un inesperado y bien colocado testarazo que de nuevo se encontró con los guantes del portero.

Villalibre sigue sin marcar, ni en amistosos ni en partidos oficiales, desde que se puso en marcha la Liga. Todo lo que es eficacia en Guruzeta es adversidad para él. El donostiarra remata para ver si mete otro gol más, el gernikarra para quitarse el peso de encima de no haber marcado aún.

Aparecen Simón y Williams

En el descanso saltó al campo Unai Simón. Tuvo más trabajo que Agirrezabala. Un disparo lejano le hizo intervenir en el minuto 52. Luego el argentino Pereyra lanzó fuera de la red en el 54. El Udinese dejaba claro que no estaba dispuesto a verse de nuevo encerrado en su campo y regresó con otro ánimo.

El Athletic retrocedió y por primera vez comenzó a sufrir. Las oportunidades más claras fueron de Arslan en el 58, un disparo al que el guardameta alavés respondió con una intervención firme, y de Success, cuyo disparo fue interceptado por un siempre concentrado Vivian.

El partido parecía dirigirse al empate cuando una asociación de Raúl García e Iñaki Williams produjo un efecto devastador para la defensa local.

El navarro detectó a su compañero con espacio, le asistió y el internacional ghanés lanzó una veloz carrera en la que ganó ventaja sobre su marcador para resolver con un disparo cruzado, el primero al que Silvestri no encontró respuesta. El Athletic regresó de Udine con un triunfo que regala ilusión y motivos para el optimismo.