El discurso de Williams que todo el mundo elogia: «Soy negro, pero también vasco»