Borrar
El presidente del Mallorca, Andy Kohlberg, y el CEO del club balear, Alfonso Díaz. Efe

El dueño estadounidense del Mallorca avisa al Athletic: «Queremos ser el tapado»

El propietario del club balear, accionista también de los Phoenix Suns de la NBA, invita al mítico entrenador y exjugador de baloncesto Steve Nash a La Cartuja

Javier Ortiz de Lazcano

Enviado especial. Madrid

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 1 de abril 2024, 15:15

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Mallorca llega a la final con piel de cordero, y además parece estar encantado con ese papel. Eso no quiere decir que el Athletic le intimide. Están convencidos de que si juegan bien sus bazas ganarán su segunda Copa del Rey.

Este en el mensaje que han trasladado hoy en Madrid el dueño del club, el neoyorquino Andy Kohlberg, uno de los grandes accionistas del equipo de la NBA Phoenix Suns; y el CEO del club balear, Alfonso Díaz, en un desayuno de trabajo convocado por la agencia Efe.

Kohlberg ha sido tan rotundo como parco cuando este periódico le ha cuestionado por quién es el equipo favorito en La Cartuja. «Creo que el Athletic espera ganar, pero nosotros queremos ser el tapado», ha contestado.

«Sabemos que jugando nuestro partido somos un equipo muy complicado. Si hacemos nuestro fútbol, les va a costar mucho, aunque sobre el papel ellos son los favoritos», ha añadido el CEO del Mallorca.

El estadounidense Andy Kohlberg (64 años) fue un tenista que hizo carrera en la modalidad de dobles, en la que alcanzó la cima cuando en 1988 llegó al puesto 26 en el ranking de esa especialidad. Tras retirarse, comenzó a invertir en diferentes clubes deportivos. Compró un importante paquete accionarial en los Suns y en 2016 metió el morro en el Mallorca.

«Si hacemos nuestro fútbol, les va a costar mucho, aunque sobre el papel el Athletic es favorito»

Llegó a España de la mano de dos figuras de la NBA, Steve Nash, exjugador de Phoenix, Dallas y Lakers y tres veces MVP; y Steve Kerr, nueve veces ganador del anillo, cinco como jugador y cuatro como entrenador de Golden State Warriors. Ambos son accionistas y Kohlberg ha adelantado hoy que Nash viajará a Sevilla. En 2022 redobló su apuesta y se hizo con el paquete mayoritario.

Antes de entrar en el Mallorca, Kohlberg sondeó otras opciones en España, como el Levante, pero finalmente se decidió por la entidad bermellona porque quería hacerse con un club «que estuviera sólo en su ciudad».

Kohlberg ha traído el modelo NBA a LaLiga. Ha reformado el estadio para eliminar las pistas de atletismo que alejaban a los espectadores y ha organizado una exitosa zona de hospitalidad en la que las personas que pagan más dinero pueden ver el partido en zonas VIP, situadas al lado de los banquillos, o incluso charlar con los jugadores del equipo durante un par de horas después del partido. «Tenemos que apagar las luces para que se vayan», ha bromeado Díaz.

«Hacemos conciertos, tenemos restaurantes, una zona VIP que te permite ver muy de cerca los vestuarios. Es una experiencia única en España. Queremos tratar de ser diferentes al resto de clubes», ha indicado el propietario.

La gabarra

El Mallorca resta importancia a que el Athletic tenga ya organizada la celebración con la gabarra si gana la Copa. Con elegancia, el CEO del club ha indicado a este periódico que «cada uno tiene que organizar su fiesta» y que entiende que Ibaigane trabaje en «los preliminares». En todo caso, ha advertido que su entidad «no ha pensado» todavía en cómo festejarlo.

Otro de los asuntos que han generado controversia en los últimos días son las maniobras de hinchas rojiblancos para conseguir entradas del cupo de localidades asignadas al Mallorca. Este periódico ya informó que algunos habían tenido éxito, pero que en torno a una veintena fracasaron en su intentona. «No sé si alguien ha podido acceder a nuestras entradas, pero estoy seguro de que la inmensa, la inmensa mayoría de nuestras localidades son de mallorquinistas».

El Mallorca se felicita por su capacidad de movilización. Ha repartido sus 20.700 entradas entre sus 21.000 socios. «Por nuestra condición de islas no es fácil viajar a Sevilla. La logística ha sido complicada, pero hemos logrado la mayor movilización de la historia del mallorquinismo», ensalza el CEO del club.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios