Eibar - Athletic: un derbi de armas tomar

Berizzo actúa como defensa en un entrenamiento de esta semana y lo hace junto a Williams, uno de los hombres llamados a meter goles y ayudar al Athletic. /Juan Echeverría
Berizzo actúa como defensa en un entrenamiento de esta semana y lo hace junto a Williams, uno de los hombres llamados a meter goles y ayudar al Athletic. / Juan Echeverría

Con un triunfo en siete partidos, al Athletic le urge ganar en Eibar para alejar fantasmas y tomar impulso en una semana marcada en rojo

Robert Basic
ROBERT BASIC

Eduardo Berizzo no quiere que sus jugadores se desvíen del camino marcado. Está prohibido coger atajos, sucumbir a la tentación de banalizar la propuesta y reducirla a una ocurrencia puntual, a un recurso de urgencia, que invita a ajustarse a las características del rival y modificar su naturaleza. No importa la clasificación ni que el equipo apenas contabiliza una victoria en siete jornadas porque el argentino está convencido de que el modelo es el correcto y que dará sus frutos. «Debemos imponer nuestro estilo», comentó ayer en Lezama de cara al derbi de hoy en Ipurua, donde el Athletic necesita sumar los tres puntos para alejar fantasmas y tomar impulso en una semana en la que está a tiempo de llegar a todo, de reconciliarse con el marcador y volar. Una magnífica oportunidad de pegar un estirón en la clasificación y reducir el nivel de estrés en el vestuario. «La clave será jugar a nuestra manera, poner la pelota en el césped, hacer ataques elaborados y no exponernos a cosas que el rival hace muy bien como los centros laterales, las segundas jugadas y el balón parado», remarcó el entrenador rojiblanco, cuyo equipo saltará hoy al césped de la ciudad armera en puestos de descenso, eso sí, con dos encuentros menos.

Al igual que sus jugadores, Berizzo cree que el Athletic tiene «menos puntos de los que merece» y que su clasificación no se corresponde con los méritos acreditados en el campo. Ahora bien, y sin poner excusas en modo barrera protectora, atribuye el escaso botín a «errores» individuales y a la falta de concreción en los metros de la verdad. «El equipo emite sensaciones futbolísticas positivas. Los fallos -precisó- están ligados a la finalización». En este sentido, subrayó que su tarea como preparador consiste en diseñar un «sistema de juego que genere ocasiones de gol y que basándonos en la repetición consigamos un mayor acierto. Que por repetirlas se vuelvan efectivas», señaló. Más allá del esquema, el 'Toto' se felicitó por disponer de Aduriz y dejó entrever que será de la partida. «Es un jugador de área, con olfato, y conoce el mecanismo del gol. Es letal».

Unai López, junto a Aduriz, podría ser hoy de la partida.
Unai López, junto a Aduriz, podría ser hoy de la partida. / J. E.

El entrenador rojiblanco puso mucho énfasis en la actitud y la manera en la que abrir el derbi. Insistió en la necesidad de «salir con tensión y concentración. El Eibar propondrá un partido lleno de detalles, juego directo y centros desde las bandas, pero debemos imponer nuestro estilo y hacerlo con dinamismo», aconsejó. La baja de Beñat le obligará a retocar la medular y, según avanzó, no piensa renunciar a la posesión ni a la construcción más o menos aseada en la sala de máquinas. «Si queremos desplegar nuestra propuesta tenemos que adueñarnos del balón. Debemos encontrar a un futbolista que nos permita seguir siendo fieles a nuestro sistema de juego. Puede ser el momento de Unai López», dibujó con todo lujo de detalles el perfil del medio que ocuparía el hueco dejado por el de Igorre.

«No jugar a lo que no sabemos»

Berizzo no se cansó de repetir que hay que respetar las líneas maestras del estilo rojiblanco y saltar a Ipurua con las ideas claras y ajustadas a un modelo definido e innegociable. «No debemos jugar a lo que no sabemos», advirtió el argentino, quien aplica esta receta al resto de los compromisos que afrontarán los bilbaínos. Sabe que ahora vienen tres partidos que valen su peso en oro y que podrían perfilar la suerte del Athletic, al menos a corto o medio plazo. «Nos deben servir -dijo en referencia a los choques ante Eibar, Rayo y Valencia- para solidificar una manera de jugar, volverla regular y conseguir las victorias». Porque de eso se trata, de conjugar la propuesta con los resultados positivos y cimentar la base sobre la que asentar un proyecto sediento de triunfos. Todo empieza por clavar la pica en el duro suelo eibarrés y sacar adelante los compromisos frente a los madrileños y los valencianistas, que ayer empataron contra el Leganés. Un mal resultado en Ipurua pondría las alarmas en modo rojo.

¿Hay ansiedad por la mala situación clasificatoria? «Hay una ansiedad lógica por no conseguir resultados que nos saquen de un lugar de la tabla que no nos gusta. De lo que se trata es de solidificar una actuación buena con un partido triunfal». Y es justo lo que buscarán hoy sus hombres en un campo que se les da bien, con tres victorias en cuatro visitas ligueras. Ipurua como trampolín hacia una vida mejor.

Córdoba, Núñez e Iturraspe vuelven a quedarse fuera

Nada más acabar el entrenamieto de ayer en Lezama, que se desarrolló a puerta cerrada, Eduardo Berizzo dio una lista de 18 hombres para el derbi de hoy en Eibar en la que volvieron a llamar la atención las ausencias de hombres como Unai Núñez, Ander Iturraspe e Iñigo Córdoba. Tampoco figuraban en la convocatoria Mikel Rico y Cristian Ganea, un descarte habitual, el lesionado Lekue, el convaleciente Beñat y el castigado Remiro. Pero el caso más llamativo es el de los tres primeros jugadores, que no terminan de convencer al argentino y que pasan más tiempo en la grada que en el campo.

Córdoba e Iturraspe totalizan cuatro ausencias en ocho convocatorias, las tres últimas seguidas. Ninguno de los dos entró en la convocatoria frente al Barça y la Real, y hoy tampoco estarán en Ipurua. También vieron desde la grada o en la tele los choques frente al Betis y Real Madrid. Un caso muy parecido es el del Unai Núñez, titular con la selección sub'21, que al igual que sus compañeros ha sido tachado cuatro veces de la lista y solo ha participado en un partido en lo que va de temporada. «Nadie está apartado ni relegado. Todo el mundo tiene que estar listo», matizó ayer Berizzo, quien volvió a prescindir de estos tres hombres.

«Beñat ha sido el susto de la semana, por suerte se ha recuperado»

Poco antes de la comparecencia de Eduardo Berizzo, el Athletic emitió un comunicado en el que informaba del alta médica de Beñat y de que el jugador ya estaba en su casa después de pasar dos noches en el hospital de Basurto. El futbolista fue ingresado de urgencia el jueves por la tarde debido a una «infección aguda y fiebre alta» y con el paso de las horas los médicos consiguieron estabilizarle. «Ha sido el susto de la semana», comentó el técnico rojiblanco en Lezama, donde se felicitó por la mejoría del mediocentro y expresó su deseo de verle pronto junto a sus compañeros. «Por suerte se ha recuperado. Vuelve a la vida normal y le esperamos pronto».

El 'Toto' precisó que «ha sido un virus o una infección que se terminará de catalogar con análisis posteriores. Se ha detectado a tiempo y nuestro equipo médico ha reaccionado muy bien frente a la incertidumbre de lo que tenía. Esperamos dejarlo atrás y que vuelva pronto a los entrenamientos», añadió el entrenador sobre un caso clínico delicado y que por fortuna fue tratado adecuadamente por los profesionales sanitarios de Basurto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos