Ernesto Valverde encara la eliminatoria contra el Eldense con el máximo respeto por el rival. / efe

Eldense - Athletic | Jueves 21 horas

Valverde: «Nos encantaría ganar la Copa»

El entrenador rojiblanco admite que el Athletic tiene muchas ilusiones puestas en la competición, pero pide pensar a corto plazo y centrar todas las energías en eliminar primero a un «buen Eldense»

Robert Basic
ROBERT BASIC Lezama

El Athletic está a hora y media de meterse en los octavos de final de la Copa del Rey. Para acomodarse entre los 16 mejores debe eliminar este jueves al Eldense, club que lidera el Grupo 2 de la Primera Federación y al que Ernesto Valverde ha definido este miércoles como un «buen equipo». No se fía de nada ni de nadie el entrenador rojiblanco, quien se quemó contra la Gimnástica de Torrelavega en octubre de 2003 y desde entonces trabaja con guantes cada vez que enfrenta a rivales de categorías inferiores. Los bilbaínos son extremadamente sólidos en este contexto, infalibles en los últimos 19 años, justo a raíz de aquella derrota en la ciudad cántabra. Desde entonces, han superado 19 eliminatorias a partido único, dos de ellas correspondientes a la Supercopa. «El equipo es fiable –remarcó Txingurri–, pero hemos perdido finales», metió la cuña el técnico, quien no quiere excesos de confianza. Solo intensidad, trabajo y entrega sin límites.

No escondió Valverde que, más allá del compromiso europeo, la Copa seduce sobremanera en el vestuario. «Nos encantaría ganar la competición», admitió, no sin antes subrayar que hay muchos aspirantes al trono. De momento, hay que seguir subiendo escalones, salvar obstáculos y avanzar con paso firme. En el horizonte asoma el modesto Eldense, que colgó hace días el cartel de ‘no hay billetes’ y se prepara para disfrutar de un «lleno histórico». Más de 5.000 aficionados, distribuidos entre las butacas del campo y la grada supletoria, vivirán una noche mágica. No solo por las llegada de los tres reyes, sino porque cultivan la esperanza de dejar en la cuneta a un grande de la Liga en su 125 aniversario.

Txingurri avanzó que Iñigo Martínez es baja por su fascitis plantar y que Iñaki Williams «sufre molestias en una de sus rodillas», un problema que arrastra desde el Mundial. Habrá que esperar hasta el último momento para saber si estará en condiciones de competir, aunque figura en la lista de los 23 convocados. En ella no está Ander Capa, quien sufre una tortícolis y se queda en Bilbao, pero el técnico compondrá un once reconocible. Confeccionará un bloque solvente, plagado de titulares, con el que buscará evitar cuadros de ansiedad y temblores innecesarios ante un rival que, por muchas ganas que ponga, es inferior a los bilbaínos. «Vamos a encarar el partido con las máximas garantías. No pienso en el encuentro contra Osasuna», dijo cuando se le preguntó por si la alineación ante el Eldense estará condicionada por la cercanía del duelo con los navarros.

"Veo bien a Iñigo"

Txingurri confesó que en este tipo de partidos –ante rivales de categorías inferiores– conviene recordar a la plantilla lo que hay en juego. Salir afilados ante rivales sin nombre es importante, pero el técnico confía en la respuesta de sus hombres. «En los derbis y choques importantes tienes que bajar el listón de la activación, mientras que en estos –como el del Eldense– parece que debes insistir en su importancia. Pero nuestro equipo está mentalizado para todo», aseguró. El Athletic sabe que los alicantinos saldrán cargados de ilusión y motivación, un bloque que, según Valverde, «está bien organizado. Juegan con dos líneas de cuatro muy juntas y es difícil sobrepasarlas. Arriba se mueven bien y en las jugadas de estrategia todo se iguala». No quiere regalar esperanzas ni remar a contracorriente, sino saltar al césped con el cuchillo entre los dientes y morder como si no hubiera mañana.

Como es lógico, al técnico se le preguntó por la situación de Iñigo Martínez. Acaba contrato en menos de seis meses y todavía no hay noticias sobre su futuro. «Le veo bien. Está con unas molestias que no se le terminan de ir y eso es un inconveniente. Es un profesional e intenta estar al cien por cien. Incluso con molestias quiere estar siempre disponible por si hiciera falta. Contamos con él. No sé qué va a ocurrir después del 30 de junio, pero esperemos que esté mucho tiempo aquí». En cuanto a los rumores que llegan de Barcelona, Txingurri se mostró convencido de que no le afectarán en absoluto. "No lo ha hecho hasta ahora y no creo que vaya a hacerlo en el futuro", aseguró.