Álvaro Núñez, en un duelo contra el Valladolid. / athletic-club

Arechabaleta dice que el filial del Barça ha fichado a Álvaro Núñez

El lateral derecho recibió la baja en el Bilbao Athletic tras negarse a renegociar el contrato que firmó en octubre

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Iñaki Arechabaleta, candidato a la presidencia del Athletic, ha asegurado que el lateral derecho Álvaro Núñez (Bilbao, en julio cumple 22 años), que no ha renovado por el club rojiblanco, «acaba de fichar por el Barcelona» para jugar en su filial de Primera RFEF. Así lo reveló el ejecutivo en una entrevista en 'Radio Nervión' en la noche del miércoles.

Este periódico ha podido saber que Núñez ha mantenido contactos con algún equipo filial. Desde su agencia de representación indicaron ayer que, aunque hay conversaciones abiertas con algunos clubes, no hay ningún acuerdo cerrado.

En los últimos días el agente de Núñez, Xabier Eskurza, ha mantenido varias conversaciones con Arechabaleta a cuenta de las negociaciones para llegar a un acuerdo con los precandidatos a las elecciones rojiblancas sobre la continuidad de Ander Capa, a quien también representa.

Núñez no continuará en el Athletic después de que el club le comunicara el pasado 12 de mayo que no ejecuta la cláusula unilateral de su contrato que le permitía prorrogarlo hasta 2024 y cuyo plazo para aplicarla concluía tres días después.

Se trata de una salida controvertida porque Núñez es el jugador del Bilbao Athletic con más minutos esta campaña, 3.029. Pero, sobre todo, lo más chocante del caso es que el pasado 14 de octubre el lateral llegó a un acuerdo con el club para adaptarlo a las exigencias de la entidad, deseosa de eliminar la cláusula que ligaba la prórroga hasta 2024 a que subiera al primer equipo.

En ese acuerdo de octubre se mantenía la cláusula que permitía al Athletic prescindir del lateral antes del 15 de mayo. El jugador daba por seguro que seguía y, de hecho, se había hecho a la idea de que iría cedido a un club de Segunda A.

Esa era su idea hasta que un representante del club llamó a Eskurza. Le dijo que no ejecutarían la cláusula de ampliación y le propuso renegociar el contrato de octubre. De hecho, le remitió una oferta escrita. Era a la baja en el apartado económico y con modificación de los años de relación. El lateral se negó en redondo y esperó a que el filial se salvara para anunciar el 23 de mayor su salida del club.