Arechabaleta ficha a un analista de EE UU del Sparta de Praga para reflotar el fútbol femenino

Se trata de Josh Schirmer, un entrenador con un amplio bagaje en el fútbol femenino norteamericano

IVÁN ORIO

Iñaki Arechabaleta considera fundamental dar un nuevo impuso al Athletic femenino desde las categorías inferiores para reforzar la fidelidad de las canteranas, evitar el incesante goteo de salidas de las jugadoras que despunten en el primer equipo y construir un grupo que pueda competir siempre contra las mejores. Si el candidato al principal sillón de Ibaigane se impone en las elecciones del día 24, la persona elegida para asumir ese reto será el estadounidense Josh Schirmer, un entrenador con un amplio bagaje en el fútbol femenino norteamericano, una de las grandes referencias mundiales en este ámbito, y que la última temporada ha sido el analista de partidos del Sparta de Praga masculino. Antes, fue el primer técnico del club checo en la sección femenina, al que hizo campeón de Liga y Copa y clasificó también para la Champions. Será el responsable de Metodología y estaría en Bilbao el 1 de junio en caso de victoria del ejecutivo vizcaíno.

Schirmer, que este viernes ha mandado un mensaje en castellano durante la presentación de la plancha de Arechabaleta, tiene su residencia fijada en Jacksonville, en Florida, pero es un trotamundos. Empezó como futbolista en los torneos universitarios de su país y no dudó en cruzar al otro lado del mundo para conocer nuevas experiencias. Su inquietud le llevó hasta las ligas de Hong Kong, Japón, Australia... En su periplo no dejó de formarse desde el punto de vista táctico pero también desde la vertiente investigadora y más innovadora, con análisis de datos trasladados al terreno de juego. Los responsables del Sparta de Praga se fijaron en su metodología y le llamaron para intentar dar un salto de calidad en la sección femenina. Tras un paréntesis de un año en el que regresó a su país para convertirse en asistente del fútbol femenino en la Universidad Umass Lowell, en Massachusetts, recaló otra vez en el histórico checo, en esta ocasión como analista de partidos del equipo masculino.