Bielsa dejó una huella imborrable en Bilbao

Su éxito en el Athletic fue llegar al corazón de la mayoría de los aficionados, haber tocado esa fibra tan sensible en la que nace el orgullo de pertenencia a un club único

EL CORREO

«Nunca dos años, los que Bielsa estuvo en el Athletic, fueron tan intensos y vertiginosos. Se conoció el éxito y el fracaso, la salud y el dolor», escribió Jon Agiriano el día de la despedida del técnico argentino. El 'Loco' ha sido -continuaba Agiriano- «un vendaval que se ha llevado muchas cosas por delante en el Athletic y ha cambiado otras de sitio. Se marcha con muchos más partidarios que detractores -algo sin precedentes en el club, que nunca ha visto la marcha de un técnico en contra de la opinión del público-, y dejando un legado indiscutible que la afición es la primera en valorar».

El éxito del técnico argentino fue llegar al corazón de la mayoría de los aficionados, haber tocado esa fibra tan sensible en la que nace el orgullo de pertenencia a un club único. «El Athletic es diferente, San Mamés era diferente y Bielsa es diferente. Su equipo nunca ha dejado de serlo, ni siquiera en sus peores momentos. Cuando nada le salía y todo parecía un desastre, continuaba siendo diferente, continuaba a lo suyo, erre que erre, sin ceder nunca en su propósito, atacando e intentando ser protagonista aunque fuera incapaz de serlo. Ay, la diferencia. ¿Acaso el Athletic no ha construido su identidad a partir de ella?», añadía Agiriano.

La temporada 2011-2012 deparó a los hinchas rojiblancos un descubrimiento formidable cuyo escenario principal fue Old Trafford: la grandeza. En aquel histórico partido contra el Manchester United y en algunos otros más se demostró que el Athletic, pese a su filosofía, podía competir por los títulos y jugar al fútbol como un grande, asumiendo el protagonismo del juego y con una mentalidad ofensiva del gusto de los espectadores. «Haber podido certificar algo tan trascendental y encima haberlo hecho con un comportamiento exquisito en el campo, sin tretas ni añagazas, dando una imagen impecable, es la mayor contribución que ha hecho Bielsa al Athletic».