¿Por qué hay que votar a Ricardo Barkala?

Capacidad de crear y unir equipos

JON GARAIOA

Nos conocimos al cursar juntos un Máster de Gestión Empresarial en Deusto. Me llamaba la atención su interés por todos los temas y su capacidad de trabajo. Es una persona muy curiosa e inquieta. No tardó mucho en surgir una amistad que a día de hoy aún conservamos.

Es una persona con la que puedes estar horas hablando, tiene numerosas anécdotas y vivencias, pero no deja de mirar al futuro con muchas ganas, a veces casi impaciencia. Avanzar y avanzar. Puedes aprender muchas cosas y, a la vez, sientes cómo él también va tomando notas de las cosas interesantes que le puedas ir contando. Eso le enriquece mucho. Solemos quedar menos de lo que nos gustaría, la verdad. A veces podemos tardar en vernos, cada uno tenemos un ritmo y unas obligaciones y a veces se complica, pero es de los amigos de verdad, de los que cuando te juntas parece que el tiempo no ha pasado.

Me gustaría destacar que es una persona con iniciativa, capaz de resolver situaciones, no se bloquea. Estudió Capitán de la Marina Mercante en Portugalete. Me contó como anécdota que a los 19 años le llamaron para embarcar por primera vez. En aquellos años, cuando te llamaban, tenías que acudir rápido. Estaba solo en casa en ese momento. Así que tocó los timbres de los vecinos, recaudó el dinero que pudo y se marchó a la mar los siguientes seis meses. La familia, al volver a casa, se enteró de que el hijo había embarcado y no volvía hasta dentro de mucho. Cosas que pasaban antes.

Como lo de seguir los partidos del Athletic. Ahora es relativamente fácil seguir un partido desde cualquier parte del mundo, pero en aquella época no era tan fácil y siempre trataba de mantenerse informado. Vive el fútbol con pasión, pero creo que lo que vive de verdad con pasión es el Athletic.

Capitanear un barco, convivir en ese ambiente, conciliar con diferentes caracteres y hacer equipo no es fácil. Tienes que tomar decisiones acertadas porque en muchas ocasiones juegas con la vida de los marineros… Incluso él ha llegado a caer una vez al mar. Hay riesgo, muchos días fuera de casa… Toda esa adrenalina concentrada hay que saber manejarla, no dejarse llevar por la presión. Mantener un orden y una disciplina es difícil, y he comprobado que quizás su mayor virtud sea esa capacidad de generar equipos humanos unidos, que trabajen en una misma dirección, con disciplina e ilusión. Incluso en situaciones complejas. Es un líder nato, un gran capitán para ponerse al timón del Athletic.