LUIS ÁNGEL GÓMEZ

Arechabaleta se marca como objetivo el equilibrio económico y eliminar el déficit

J. O. L.

«Hay que tener una política ambiciosa de generación de ingresos», reclamó ayer Enrique Asla, socio de la auditoría KPMG y tesorero si gana Arechabaleta. El censor jurado de cuentas advirtió que el objetivo del equipo económico que preside es devolver al club al equilibrio presupuestario después de tres campañas con 45, 42 y 35 millones de pérdidas.

¿Y cómo generar más ingresos? Arechabaleta Taldea se propone aumentar los ingresos en la actividad de Lezama, sacar rendimiento económico a los jugadores de los que el club prescinde, desarrollar experiencias diferenciales en Lezama y San Mamés y buscar patrocinios extranjeros.

Entre los proyectos con los que trabaja, el equipo de Arechabaleta se plantea crear la Comunidad Athleticzale. Es una especie de carnet de simpatizante que por una cifra cercana a los 60 euros al año permite descuentos en las tiendas y museo y acceso preferente a entradas. Clubes como el Atlético, que la tienen, obtienen en torno a tres millones de beneficios al año. «Y además nos permite aumentar el sentido de pertenencia», resaltó el candidato.

Puso otras ideas sobre la mesa, como actualizar la política de venta de entradas para que haya unos partidos de menor precio, como los de los lunes, y su demanda a la Diputación y Ayuntamiento para que permitan al club la explotación íntegra de San Mamés.