Ernesto Valverde se marchó del Athletic en 2017 y estuvo dos años y medio en el Brcelona. / Marius Becker

Elecciones Athletic

Valverde exigió a Barkala y a Uriarte ser el entrenador de los dos para ir a las elecciones

Ambas planchas anunciaron en un intervalo de tres minutos la adhesión de Txingurri a sus respectivos proyectos

Robert Basic
ROBERT BASIC Bilbao

Cinco años después de su salida del Athletic rumbo al Barcelona, donde ganó dos Ligas, una Copa y una Supercopa, Ernesto Valverde vuelve al primerísimo plano de la actualidad rojiblanca como entrenador compartido por las candidaturas de Ricardo Barkala y Jon Uriarte. Era precisamente una de las exigencias innegociables formuladas por Txingurri: figurar en los proyectos de ambas planchas para pisar el escenario electoral. Solo así dio el paso y permitió que su nombre saliera a la luz antes de la cita de mañana con las urnas, en la que los socios decidirán entre el empresario bilbaíno, el presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao e Iñaki Arechabaleta. Mientras los dos primeros van con el mismo inquilino para el banquillo de San Mamés -habían apurado otras opciones y al final convergieron en la más convencional y conciliadora-, el ejecutivo deustoarra apuesta por otro técnico top como Marcelo Bielsa. Dos preparadores distintos y de altos vuelos que harán aterrizar a uno de los tres aspirantes en el sillón presidencial.

Unas horas convulsas precedieron el anuncio de un entrenador de consenso trabajado por los equipos de Uriarte y Barkala. El seísmo provocado a raíz de unas fotografías y comentarios machistas, sexistas y homófobos divulgados hace nueve años por Carlos Aviña, el hombre elegido por IZAN Athletic para gobernar y montar la estructura de Lezama, hicieron que el empresario fulminara al mexicano 14 horas después de glosar su figura en la presentación de su proyecto deportivo. Su sustitución fue comunicada casi a las dos de la madrugada del miércoles y a las nueve de la mañana se emitió un comunicado en el que se informaba de la elección de Valverde como técnico. Tres minutos más tarde, Barkala Geuria trasladaba el mismo mensaje: Txingurri también será su preparador en el caso de victoria. Era otra petición del Viandar de la Vera, que su sí se diera de forma simultánea.

«Es una grandísima noticia poder anunciar que contamos con la confianza de Ernesto, el entrenador más exitoso del Athletic en los últimos 25 años», manifestó Uriarte. Asimismo, afirmó que IZAN llevaba «tiempo hablando con él» y que el técnico con más partidos en la historia del club «encaja a la perfección con el proyecto deportivo» de la candidatura más avalada por el socio. De todos modos, el propio Uriarte reconocía en el comunicado que «hemos valorado apuestas más arriesgadas, pero hace semanas que llegamos a la conclusión de que necesitábamos la pieza de Ernesto para comenzar a construir con estabilidad nuestro proyecto». Desde la plancha del empresario se afirma con rotundidad que fueron los primeros en alcanzar un pacto con Txingurri y que luego llegó la oferta del actual presidente de la Autoridad Portuaria. Barkala Geuria sostiene que llevaba tres meses de conversaciones con el extremeño.

Explorar y volver

Lo cierto es que las tres planchas se pusieron en contacto con Valverde incluso antes de su validación oficial y le ofrecieron integrarse en sus respectivas estructuras. La negativa del técnico de convertirse en un reclamo electoral era un inconveniente, por lo que todos exploraron otros escenarios y perfiles. Barkala reconoció públicamente haber contactado con «seis o siete» entrenadores y que uno de ellos era Mauricio Pochettino.

Era su gran baza, pero las dificultades que encerraba su fichaje -sigue sin desvincularse del PSG- le obligaron a buscar una segunda opción y de ahí que se centrara en Valverde. Las siguientes cartas eran las de Marcelino y Joachim Löw, que hubiera venido encantado, pero no hizo falta porque Txingurri aceptó la propuesta. Uriarte analizó también perfiles «más arriesgados» y concluyó que lo mejor estaba en casa.

A Valverde le hubiera gustado ser el candidato de consenso de los tres, pero al final figura en los planes de Barkala y Uriarte. Arechabaleta, quien se interesó por él hace unos meses, va de la mano de Bielsa. Uno de los dos volverá a entrenar al Athletic, a su manera, y lo decidirá el socio.