Arechabaleta cree «inaceptable» y «ventajista» que Uriarte le compare con una tortilla española

«Si llego a saberlo cuando he llegado a San Mamés no le hubiera dado la mano», dice el ejecutivo bilbaíno

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO Bilbao

Iñaki Arechabaleta ha expresado hoy en San Mamés su profundo malestar con Jon Uriarte por haberle comparado la víspera con una «tortilla española» frente al «chuletón con pimientos, patatas y una ensalada bien aliñada» que representaría el empresario bilbaíno. A la plancha de Ricardo Barkala la identificó con «un huevo con txistorra». Uriarte también defendió ante las cámaras de Telebilbao su independencia frente a un candidato con una importante carrera política de más de tres décadas, en alusión al presidente de la Autoridad Portuaria, y frente a un directivo, el deustoarra, que ha desarrollado su labor profesional en el grupo Vocento, propietario de cabeceras como 'El Diario Vasco y 'Abc' que, dijo con ironía, «tan bien nos han tratado al Athletic» en los últimos años.

«Es inaceptable y ventajista», ha lanzado Arechabaleta visiblemente enojado en el set de EL CORREO instalado en La Catedral. El candidato ha asegurado que se ha enterado de las declaraciones de Uriarte poco después de haber coincidido con él en los aledaños del estadio. «Si llego a saberlo cuando me lo he encontrado en la entrada no le hubiera dado la mano», ha asegurado. En su opinión, la actitud de su rival en las horas decisivas del proceso electoral entra en clara contradicción con sus peticiones constantes de una campaña limpia, sin barro. «No entiendo cómo puede decir esas cosas con todo lo que ha pasado. Él, que ha manipulado encuestas digitales, que ha manipulado las redes sociales», ha subrayado. Arechabaleta ha exigido a su contrincante que deje de «faltar al respeto» a las otras dos planchas que han entrado en liza en estos comicios.

Carpa y Moncayola

Además, ha criticado nada más votar el anuncio de ayer de Ricardo Barkala de que si gana las elecciones pagará la próxima semana los 22 millones de cláusula de rescisión del centrocampista de Osasuna Jon Moncayola. «Me pareció muy imprudente porque no se ha hablado ni se ha llegado a un acuerdo ni con su agente ni con el jugador. Lanzar ese órdago de última hora ma parece imprudente. Si cualquiera que gane estas elecciones quiere ir luego a por Moncayola, nos hace un flaco favor».

El ejecutivo deustoarra se ha quejado además de la carpa organizada en la explanada de San Mamés por el candidato Barkala. «La Junta Electoral nos ha dicho que está en terreno municipal y que no puede decir nada. Será legal, pero no es muy adecuado», se ha quejado.

Arechabaleta contó que mucha gente le ha gritado «Bielsa, Bielsa, que es un reclamo importante para la afición, y otros me han dicho que hemos hecho un trabajo espectacular». Y añadió: «Hemos realizado una gran campaña, muy diferencial y espero que la masa social nos vote».

El candidato reveló que ayer por la tarde mantuvo su última conversación con Marcelo Bielsa, su candidato al banquillo y su gran baza electoral. «Marcelo está expectante. Tiene confianza en que ganemos. Creo que tiene la cabeza ya en Bilbao y está con mucha ilusión y ganas de ponerse a currar con este magnífico equipo».