1. Barkala mantiene abierta la opción de Marcelino si es presidente. 2. Arechabaleta anunció un «pelotazo» si gana las elecciones. 3. Uriarte mantiene un absoluto mutismo sobre quién sería su técnico. / efe / m. salguero / i. pérez

Elecciones Athletic 2022 Los precandidatos dicen haber superado con holgura el número de firmas para presentarse

Barkala, Arechabaleta y Uriarte entregarán hoy los avales en el Palacio Ibaigane y el club tiene cinco días para validarlos

Iván Orio
IVÁN ORIO

Ricardo Barkala, Iñaki Arechabaleta y Jon Uriarte aseguraron este viernes que han superado con holgura las 2.016 firmas necesarias para convertirse en candidatos a la presidencia del Athletic, aunque sólo el último dio una cifra: «Más de 4.000», desveló anoche. Las tres planchas tienen de plazo hasta la medianoche de hoy para depositar los avales en el Palacio Ibaigane y será el club el que el jueves a las seis de la tarde proclame oficialmente a los aspirantes para la cita con las urnas del día 24 en San Mamés. Si todas las listas salen adelante, sería la primera vez desde 2007 que tres socios compiten por sentarse en el principal sillón de Ibaigane. Aquel año se presentaron Javier González, Fernando García Macua y Juan Carlos Ercoreca.

El presidente de la Autoridad Portuaria, el ejecutivo deustoarra y el empresario bilbaíno desfilarán por la sede de la entidad rojiblanca a lo largo de la jornada para entregar los apoyos que han recopilado en las últimas semanas. Ser el ganador en la batalla de las firmas supone algo más que una victoria simbólica porque en muy contadas ocasiones ese candidato ha sido superado después por alguno de sus rivales en los comicios. La última vez que sucedió fue en diciembre de 2018, cuando Aitor Elizegi rompió todos los pronósticos y se impuso a Alberto Uribe-Echevarría.

El tirón del entrenador será determinante para inclinar la balanza enlas urnas el día 24

el banquillo

Barkala, Arechabaleta y Uriarte han sido fieles a las habituales precampañas del Athletic, plagadas de regates y amagos y con muy pocos remates. Bien porque no quieren dar pistas a los contrincantes o porque todavía no tienen nada atado, lo cierto es que los tres aspirantes han mantenido un absoluto mutismo sobre sus eventuales bazas deportivas, las que en realidad deciden las elecciones porque suelen ser las bolsas de socios no militantes las que decantan la balanza.

Se han movido en todo momento en una ambigüedad calculada y se han limitado a poner encima de la mesa los asuntos que surgen en el debate rojiblanco cada vez que se acerca una cita con las urnas: Lezama, filosofía, ingresos, cuentas, refuerzos, peso en la Liga, Europa, transparencia... Los precandidatos tienen un diagnóstico de los principales problemas del club, pero han dejado para más adelante las recetas que implementarán para tratar de solucionarlos. Todos apelan a la necesidad de impulsar un Athletic singular subido a la ola de la vanguardia, pero sin concretar sus especificidades.

Ser ganador en la batalla por las firmas es más que una victoria moral o simbólica

los apoyos

Los encuentros con los potenciales electores han sido constantes, pero tampoco se han mostrado muy concretos con ellos en sus explicaciones más allá de los análisis de situación. Los tres coinciden en que la factoría de talentos debe mejorar para convertirse en una referencia internacional, pero nada se sabe todavía de sus planes de choque para conseguirlo ni de las personas que se encargarán del siempre sensible trabajo de cantera. También quieren incrementar los ingresos con un aumento de los patrocinadores y las cantidades que aporten, cuadrar las cuentas y sostener el equilibrio presupuestario, aunque también en el área económica ha habido más generalizaciones que detalles.

Ha sido una precampaña previsible en la que los aspirantes han evitado concretar detalles

lugares comunes

Las redes sociales se han convertido en esta ocasión en un instrumento en el que se han amparado las planchas para restringir la exposición de sus líderes y evitar así en la medida de los posible equivocaciones y contradicciones de calado en sus mensajes.

Los reclamos

Ha sido una previsibilidad buscada con intención por los tres aspirantes que, a tenor de lo ocurrido en batallas precedentes para acceder al gobierno de Ibaigane, tenderá a desaparecer en cuanto se dé oficialmente el pistoletazo de salida a la carrera por hacerse con el mando de la entidad rojiblanca. Y, en este sentido, la figura del entrenador será el reclamo determinante.

Barkala ha sido el que más se ha pronunciado en este terreno. De inicio dijo que Marcelino García Toral no era su primera opción y después matizó sus palabras para asegurar que ha mantenido conversaciones con cinco o seis preparadores y que el asturiano, que acaba de despedirse del Athletic, «es una muy buena opción de futuro». Su director deportivo sería Ramón Planes, con experiencia en varios equipos. Arechabaleta ha declarado que tiene ya un técnico apalabrado -no ha desvelado nada más al respecto-, mientras que Uriarte ha anunciado que ya tiene un responsable para el área deportiva, todavía una incógnita, y que será ese asesor el encargado de elegir al entrenador más adecuado.

Ha sido una precampaña de bajo voltaje en la que han primado las indirectas y los mensajes velados entre los precandidatos. La única polémica evidente se produjo cuando la plancha de Barkala aseguró a través de Asier Zarraonandia que Uriarte «tiene un conflicto de intereses» por su condición de socio inversor de All Iron Sports. «Nadie le va a decir dónde tiene que invertir, pero dice que tiene un blindaje para no actuar con jugadores del Athletic. ¿Va a ayudar a jugadores de los equipos contrarios a ser mejores o reforzar a rivales del Athletic? Por eso vemos un conflicto de intereses». El empresario descartó que exista tal conflicto y explicó que la suya es una sociedad que ofrece un «servicio integral a jugadores. Desde cuidarles psicológicamente y cuidar de su nutrición hasta estar encima para que no cometan errores con su patrimonio». Arechabaleta no ha entrado en este conflicto entre sus adversarios.

Las fechas

  • Hoy. Es la fecha límite para presentar los avales por parte de los precandidatos. El plazo límite son las doce de la noche. Se puede hacer por turnos; por ejemplo, una parte a la mañana y otra más tarde.

  • El jueves, día 9. A las seis de la tarde, el Athletic informará de las firmas válidas presentadas por cada precandidatura y se han conseguido las necesarias, 2.016, para convertirse en candidatos de manera oficial.

  • El viernes, día 24. Desde las nueve de la mañana hasta las nueve de la noche, se procederá a la votación en el campo de San Mamés.

El jueves, otro día clave

Después de la entrega de firmas por parte de los tres precandidatos a la presidencia del Athletic, el jueves día 9 se presenta como otra jornada clave en esta carrera por el sillón de Ibaigane. A las seis de la tarde, según marcan los Estatutos de la entidad rojiblanca, el club hará público el número de avales válidos que ha presentado cada uno de los grupos. Son necesarios 2.016, esto es el 5% de los socios con derecho a voto. En este punto, en caso de que un propietario de carné haya firmado a dos personas, el aval queda invalidado para ambos. A partir del mismo jueves, arranca la campaña electoral con los comicios del 24 de junio, viernes, en San Mamés como meta del recorrido.