Europa, el horizonte del equipo femenino

Las tres candidaturas apuestan por un proyecto atractivo para retener el talento

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

El horizonte del Athletic femenino es regresar a Europa. Es un aspecto en el que coinciden las tres candidaturas que optan a la presidencia rojiblanca. Tres exjugadoras, Garazi Unibaso (Jon Uriarte), Ainhoa Tirapu (Ricardo Barkala) y Amaia Elgezabal (Iñaki Arechabaleta), reflexionan sobre el futuro de una formación que entrenará Iraia Iturregi. Los tres aspirantes apuestan por ella, sin fisuras.

Entienden que hay que dotar de una mayor inversión a la estructura de los equipos femeninos, también que hay que ser «ambicioso» para retener el talento que se crea en Lezama y «fidelizar» a las futbolistas desde niñas.

LAS PROTAGONISTAS

Garazi Unibaso | Candidatura de Uriarte

«Debemos ser expertos en el fútbol base vizcaíno»

Garazi Unibaso detalla el programa de Jon Uriarte.

- ¿Cuál es el plan de su candidatura con el equipo femenino?

- Tenemos la idea de definir un liderazgo único. Establecer un proyecto estratégico integral y con visión a largo plazo. Realizar una integración de las estructuras tanto masculinas como femeninas, con un aprovechamiento bidireccional en todas las áreas de trabajo. Además, la profesionalización de Lezama y de toda la estructura femenina. El objetivo debe ser construir un equipo que aspire a entrar en Europa y que vuelva a competir por títulos.

- ¿Y qué le hace falta al Athletic para ello?

- Creemos que el Athletic tiene que construir sus estructuras desde la base. Por supuesto, debemos ser expertos en el fútbol base vizcaíno y mejorar todas las áreas posibles de captación para poder realizar una detección del talento en edades tempranas. A partir de ahí, construir la base desde la cual volver a hacer un Athletic sólido que recupere la esencia y sea capaz de competir por títulos.

- ¿Se puede llegar a retener a futbolistas como Lucía o Moraza ante ofertas más suculentas?

- Si somos ambiciosos y en el aspecto deportivo somos un equipo luchando por títulos y por entrar en Europa, seremos capaces de retener más talento, y los aspectos económicos, aun siendo importantes, pasarán a un segundo plano, siempre y cuando evidentemente tengamos unos sueldos adecuados. En todo esto es donde vamos a trabajar. Nuestra idea es empezar a construir desde la base de la pirámide y ser capaces de retener ese talento. Para ello, lo principal es la profesionalización de Lezama y aprovechar todas las herramientas a nuestro alcance. Queremos recuperar y fortalecer el sentimiento de pertenencia al club y establecer un proyecto deportivo atractivo capaz de retener el talento.

Ainhoa Tirapu | Candidatura de Barkala

«La estructura femenina necesita inversión»

Ainhoa Tirapu sería la directora deportiva del femenino con Barkala.

- Siempre ha dicho que las futbolistas del Athletic son unas privilegiadas. ¿Qué le falta?

- Ha habido una evolución muy importante. Los equipos han crecido y se han planteado situaciones que hace unos años no eran así. No te puedes quedar en el pasado y tienes que pensar en el futuro. La estructura del fútbol femenino en el Athletic necesita inversión.

- ¿Y cómo se consigue?

- La estructura femenina es necesario socialmente porque tenemos que ser ejemplo y agente social. Y nadie cree que una empresa nueva puede funcionar sin realizar una inversión inicial. Estamos todavía en el momento de hacer la inversión para que tenga retorno. No se puede pedir al fútbol femenino lo mismo que al masculino. Hay que hacer una inversión.

- ¿Se puede volver a Europa?

- Nosotros generamos talento. ¿Qué nos está pasando? Que a lo mejor no lo retenemos y el equipo va perdiendo competitividad y hay que esperar a que la nueva jugadora se asiente. Tenemos que hacer un proyecto deportivo atractivo para que esas jugadores se queden y, con las generaciones que vienen, que hay muy buenas, hay que conseguir que se estabilicen. Tenemos margen para tener equipo competitivo.

- Habla de retener el talento, pero no se puede apelar solo al compromiso.

- Claro. Estamos hablando de un deporte que sacrificas mucho de tu vida personal por seguir compitiendo.

- ¿Se volverá a ver un equipo campeón?

- Yo creo que sí. Pasará como en el fútbol masculino, que el que tenga más poder y músculo estará luchando por las competiciones más regulares y en las otras siempre puede haber sustos.

elecciones_athletic_0640

Amaia Elgezabal | Candidatura de Arechabaleta

«Tenemos que realizar un trabajo de fidelización»

Amaia Elgezabal detalla el programa de Arechabaleta.

- En la presentación de su proyecto se habló de volver a Europa. ¿Realmente es posible?

- Tiene que ser nuestro horizonte. Pero hay que cimentar bien el camino para conseguir tan codiciada meta. Nuestro proyecto deportivo es ambicioso y también realista. Nos marcamos objetivos a corto y medio plazo, por lo que necesitamos la confianza para dejar a nuestra gente trabajar y adaptarse cuanto antes a las necesidades que tiene nuestro club.

- ¿Qué le hace falta al Athletic para volver a ser el campeón que fue?

- Sabemos que el campeonato de Liga está complicado. El poderío del Barcelona es indiscutible, pero si hay algo que va en nuestro ADN es competir. No lo hemos dejado de hacer desde los inicios. El campeonato que puede estar más a nuestro alcance, al igual que los chicos, es la Copa.

- ¿Se puede llegar a retener a futbolistas como Lucía y Moraza ante ofertas más suculentas?

- Está claro que cuando viene un club potente, con aspiraciones deportivas superiores a las nuestras, es difícil convencer a una jugadora de que se quede, de eso somos conscientes. Pero ese es nuestro trabajo. Desde niñas, tenemos que realizar un trabajo de fidelización, mimando a las jugadoras en todos los aspectos, de modo que les resulte más difícil contemplar la decisión de abandonar el club.

- «La obsesión va a ser retener el talento y por ello vamos a trabajar mucho». ¿Qué actuaciones concretas plantean?

- Dotar a la estructura de grandes profesionales tiene que verse como una apuesta decidida a mejorar el proceso de formación. Acelerar el mismo desde los 16 a los 20 años, tanto en nuestro fútbol base como en clubes convenidos, va a aumentar nuestras posibilidades.