¿Por qué hay que votar a Jon Uriarte?

Un gran líder para un Athletic mejor

PEDRO LUIS URIARTE

Cómo convencer a quien lea este artículo de que mi hijo Jon es el mejor candidato para presidir el Athletic? Lo voy a intentar contestando a tres preguntas.

¿Qué tal es Jon como persona? Un gran chico: familiar, sencillo, divertido, cariñoso y súper deportista: fútbol (¡todavía!) triatlón, maratón, etc. Quizá, por todo ello, los niños le adoran y tiene montones de amigos.

Ah, es también todo un carácter. Mi amigo Pedro Miguel Etxenike le llama 'el emigrante', porque un día, cuando no había cumplido tres años, se lo encontró saliendo del portal, en pijama, y cuando le preguntó a dónde iba Jon le dijo: «me voy de casa». Gracias al cariño y al látigo de su ama (con mi ayuda, aunque ella no lo reconoce) se le metió en vereda.

¿Qué cualidades personales tiene Jon? Muchas. Quiero pensar que, además de las que van en los genes, se las hemos inculcado en la familia con el ejemplo, porque es súper trabajador, humilde y honrado al 200% (nunca va a embarrar el campo para ganar esta elección, como alguien está ya intentando). Además, es muy austero. Su coche sigue siendo un antiguo Audi A3, va y viene de Madrid en autobús y de Nueva York en turista.... El gran éxito empresarial que ha logrado no le ha cambiado. No le tiene miedo a nada ni a nadie, y por eso ha dado el paso que ha dado.

¿Cuáles son sus cualidades para presidente? Ante todo, quiero señalar que el Athletic está de enhorabuena. Conozco y valoro mucho a Ricardo y a Iñaki y, sea cual sea el elegido, el Athletic va a tener un buen presidente. Es algo necesario, porque ahora está siendo desplazado. Este año por Sevilla, Betis, Villarreal y, otro campeonato más, por la Real Sociedad, lo cual es negativo para un club en el que solo juegan jugadores vascos.

Para salir de este peligroso escenario, el Athletic necesita una profunda transformación si quiere construir un proyecto ganador. La capacidad para transformar solo la tienen los líderes, y Jon, como confirma su brillantísima trayectoria, es un gran líder. No es un simple gestor, sino alguien que puede conseguir un Athletic mucho mejor, transformándolo sobre la base de las evidentes fortalezas que tiene nuestro centenario club.

Por último y también muy relevante, Jon es absolutamente independiente. No tiene a nadie poderoso detrás. El Athletic es de todos y esta elección no va de ideología, sino de ideas. Y las de Jon me parecen las mejores, reforzadas por sus relevantes cualidades. Y, como estoy seguro de que la mayoría de los socios lo confirmarán, Jon será el próximo presidente. ¡Aúpa Athletic!