Gaizka Atxa, presidente de la peña Mr. Pentland, posa en la plaza Moyúa con su camiseta preferida. / pankra nieto

El Athletic que yo quiero... Gaizka Atxa, socio

«Hay que invertir en captar jugadores»

Un romántico Contrario a poner apellido comercial a San Mamés, no compra una camiseta del Athletic desde que lleva publicidad

CARLOS NIETO GARCÍA

Hay aficionados que siguen a su equipo desde la lejanía y que cada vez que desembarcan en Bizkaia y visten la rojiblanca sienten un cosquilleo por todo su cuerpo. Gaizka Atxa lo hace desde Londres, donde preside la peña Mr. Pentland. Socio desde 2014, está en Bilbao para acudir a las urnas el 24-J. Votará por un Athletic donde prime la «máxima transparencia. A veces operan como el Vaticano, no se nos comunica de la mejor manera todo lo que se hace con la Fundación, sus actividades...», expone. También hace hincapié en la necesidad de acercar a los jugadores a la afición. «El Athletic se tiene que distinguir por estar muy cerca de la afición. Hace veinte o treinta años los jugadores estaban mucho más cerca de la sociedad. Eso no se puede perder».

En lo deportivo, Atxa espera «máxima exigencia hacia la plantilla y Lezama. Hay que invertir y fortalecer la captación de jugadores. Si hace falta nos tenemos que meter en Gipuzkoa y Navarra. Hay que generar una oferta atractiva para que los chavales se formen en Lezama. Por ejemplo, dar becas universitarias u otro apoyo en la formación personal puede atraer el talento de todos los jugadores vascos». Este aficionado mexicano dice que el Athletic «hace relativamente bien las cosas». «El club compite. Este año la pelota no entró, podríamos haber estado en Europa y en otra final de Copa. Pero aquí no vivimos de la inmediatez, tenemos que ver cómo generar un plan a largo plazo para tratar de estar en la élite». Y en esta línea, se muestra orgulloso del devenir del club a pesar de llevar cinco años sin participar en competiciones europeas. «El Athletic tiene más estabilidad que equipos como el Betis o el Villarreal, que tienen más volatilidad. Ahora están muy bien, pero quién sabe dentro de unos años», se cuestiona.

En el apartado económico, reconoce que «ahora no nos urge vender a ningún jugador y que toca controlar la buena hucha para aguantar la tormenta». Un chaparrón, el de no estar en Europa, que va en la línea de los huecos vacíos que La Catedral ofrece en muchos partidos. «Que se llene San Mamés es una deuda que me parece increíble e incomprensible. Algo hacemos mal si viene el Madrid y solo llenamos el 85% del estadio. Hay que buscar la forma de completar el aforo, por ejemplo dando entradas a entidades no lucrativas». Atxa no vería con buenos ojos ponerle un apellido comercial al feudo rojiblanco. «Mira, desde que empezamos a llevar publicidad en las camisetas no he comprado ninguna más. ¿Lo de poner una marca a San Mamés? No me gustaría para nada, pero si se da el paso, que sea al mejor postor, el que más dinero dé», reclama.

El anhelo de Marcelino

«Los socios queremos un proyecto a largo plazo para Lezama, pero al final nos acabamos centrando en el entrenador que proponga cada candidato, independientemente de otras partes del programa. Es un poco triste porque no se evalúa tanto la plancha», protesta. «Ahora bien, sí les pido a los tres que si no tienen a alguien mejor que Marcelino, vayan a por él. Y sobre todo que expliquen bien su plan en la dirección deportiva de los cuatro años», concluye.