Iraia, en un partido del Athletic.

Elecciones Athletic Iraia, una figura de consenso: entrenadora del equipo femenino para los tres candidatos

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

La figura de la entrenadora del Athletic femenino ha creado consenso entre las tres candidaturas que pretenden presidir el club de Ibaigane. Ricardo Barkala e Iñaki Arechabaleta ya habían desvelado que Iraia Iturregi (Loiu, 37 años), la persona que dirige a la formación vizcaína desde enero de 2021, continuaría en el banquillo si ganan los comicios que se celebrarán en una semana, el próximo viernes 24 de juno. Pues bien, Jon Uriarte también piensa en la exjugadora de Loiu para entrenar a la escuadra bilbaína. De esta manera, salvo sorpresa, continuará al frente de una escuadra que ha terminado séptimo a trece puntos de la tercera plaza, la que lleva a Champions League.

Durante sus últimas comparecencias en la sala de prensa de Lezama, en la recta final de la campaña entre abril y mayo, Iraia aseguró que nadie se había dirigido a a ella, que ningún precandidato -entonces solo Barkala y Arechabaleta habían mostrado su disposición a luchar por el sillón de Ibaigane- le había contactado, que todavía había tiempo para tomar una decisión sobre su futuro. No obstante, los tres han dejado claro que si son elegidos en las urnas por los socios del Athletic apostarán por su continuidad.

Iraia, que ganó la liga con el filial en la campaña 2019-20, llegó al banquillo del primer equipo femenino en enero de 2021 en sustitución de Ángel Villacampa. El cuadro vizcaíno acumulaba nueve partidos sin ganar y sufría cuatro puntos por encima del descenso. Al final, terminó en la parte media de la tabla, con 40 puntos. Este pasado ejercicio luchó por acceder a Europa, por entrar entre los tres primeros de la clasificación, pero en las últimas jornadas el bloque se desinfló. No obstante, ha sido una entrenadora que ha dado oportunidades a las más jóvenes, a futbolistas de cantera que son el futuro de la entidad.

La próxima temporada tendrá que hacer frente a la salida de Lucía García y Ainhoa Moraza, dos de los pilares de la escuadra rojiblanca.