Uriarte apuesta por el mexicano Carlos Aviña como director general de fútbol

Tiene 31 años y ha sido formador de talentos en el América de México y el Círculo de Brujas

IGOR BARCIA

Carlos Aviña (13/10/1990) es el elegido por Jon Uriarte para hacerse cargo de la dirección deportiva del Athletic. A falta de revelar la identidad del entrenador, el primer nombre fuerte del área deportiva es un mexicano de 31 años desconocido en España pero con una gran proyección desde que asumió el cargo de Director de Desarrollo y Reclutamiento de Jugadores en el América, uno de los grandes clubes aztecas. A pesar de su juventud, su trayectoria en las 'Aguilas' fue muy valorada, ya que reclutó a futbolistas como Federico Viñas, Richard Sánchez, Nicolás Benedetti o Bruno Valdez.

Tal fue su repercusión en Coapa (el fútbol base del América) que llamó la atención de todo un cazatalentos como Paul Mitchell. El británico comenzó como ojeador y reclutador de futbolistas en clubes como MK Dons, Southampton o Tottenham y después pasó a la estructura de Red Bull, trabajando especialmente para el Leipzig. La relación entre Mitchell y Aviña se une en el Círculo de Brujas desde el momento en el que la propiedad del Mónaco se hace con la mayoría del club belga, allá por 2017. En este punto, Mitchell aparece como director deportivo de la formación monegasca y coloca en 2020 a Aviña como 'DD' del Brujas, estableciendo una relación de trabajo y amistad que da frutos, ya que el Brujas primero asciende a la Jupiler League y esta temporada se ha asentado en la zona media.

Tal y como explicaba el mexicano en una entrevista a la ESPN, «llegué a un club pequeño en el papel, pero grande en el potencial. Es filial del Mónaco. Posee un gran arraigo. Lo importante es el desarrollo de talento y lo estamos logrando. Somos un equipo intenso» de la liga belga, ensalzó Aviña en sus declaraciones. «Somos el equipo más dominante de la liga. El segundo más intenso de Europa. El objetivo lo fijamos en mayo del año pasado. Intentamos implementar un modelo de juego agresivo. Correr riesgos. Ser siempre el agresor, presionar alto, dinámico, energético. Esa es la base de nuestro éxito. Juventud no es sinónimo de debilidad, al contrario, lo usamos como una fortaleza», relató el mexicano para analizar el método de trabajo que se ha implantado en el club belga y donde él tiene una importante cuota de responsabilidad en cuanto a metodología y reclutamiento de jóvenes talentos.

Con una base de datos de 15 nacionalidades que se centran en futbolistas nacidos en este siglo XXI, Aviña implantó en el Brujas un centro de formación donde exportar después esos talentos al Mónaco, prioritariamente. Y siempre en base a la juventud. «Tu filosofía futbolística es también un reflejo de quién te posee. Joven y enérgico es algo que Mónaco y Cercle quieren irradiar. He oído muchas veces que los clubes no ganan porque el equipo es demasiado joven. Pocas veces he oído decir que un equipo gana porque es joven. Yo digo en este momento que ganamos porque somos jóvenes. Esto nos permite tocar de forma tan dinámica e intensa» y liderar en la pasada Jupiler League las estadísticas de intensidad y juventud».