«Ya estamos muy por encima del mínimo de avales necesarios», se felicita Jon Uriarte

Se necesitan 2.016 firmas de socios válidas y el plazo para presentarlas en Ibaigane concluye este sábado a media noche

CARLOS NIETO.

La candidatura de Jon Uriarte ya ha superado la barrera de las 2.016 firmas exigidas para acceder a la condición de candidato a la presidencia del Athletic. «Estamos muy por encima del mínimo de avales necesarios», ha manifestado, con lo que cierra un capítulo que estos últimos días había tenido muy preocupados a todos los miembros de su candidatura, ya que su tardanza en anunciar que concurriría a las elecciones le dejaba en desventaja para recoger apoyos de socios a su proyecto. El empresario vizcaíno se afana en transmitir sus mensajes electorales, convencido de que su proyecto es fundamental para que el club rojiblanco sufra «una transformación» para salir de una situación «delicada».

En una entrevista en Radio Marca Bilbao, Uriarte ha suavizado el contenido de algunas apreciaciones que ha hecho sobre la situación real de la entidad rojiblanca de la que quiere ser presidente. Si en la primera entrevista a un medio escrito que concedió a EL CORREO la semana pasada aseguró con firmeza que el Athletic necesitaba «un cambio, un electroshock, porque si no va a acabar muriendo», esta mañana ha suavizado aquella declaración: «El Athletic no está en la UCI. Si no ganamos el Athletic no va a morir, no queremos alarmar a nadie»

Uriarte ha asegurado en el mismo medio que Iñigo Martínez es «vital para el club y así se tratará», y se ha referido a los contratos por objetivos que quiere aplicar si llega a Ibaigane como «algo que no he inventado yo. Es algo normal en el mundo empresarial y en ligas como la Premier League».

El miércoles, en un encuentro con socios en Bilbao, aseguró que «Lezama fue la mejor escuela del mundo, pero no se ha desarollado como debería. No está tan mal, pero hemos visitado escuelas punteras que hacen mejor las cosas, se van modernizando y trabajan el rendimiento del jugador. En Bilbao se hace, pero no como en otros sitios. Nos están adelantando y hay que corregir. Muchas escuelas se fijaron en Lezama para crecer y ahora nos han adelantado».

Un CEO deportivo

Uriarte también ha desvelado que «tendremos una especie de CEO deportivo. A su cargo tendrá tanto al primer equipo masculino como al femenino. Todavía no lo tenemos firmado pero está casi hecho».

En sus numerosos contactos con los socios, el empresario vizcaíno se ha referido a Lezama con una factoría que «hemos pasado de ser punteros a perder posición. Va a tener una estructura como la del masculino para crecer y frenar las marchas de las jugadoras».

Búsqueda de firmas

El plazo para presentar los vales de socios concluye este sábado a medianoche. Las tres candidaturas creen haber conseguido cerrar ya uno de los capítulos más serios para presentarse a las elecciones. Solo faltaba por saber lo que le costaría a Uriarte superar la barrrea de los 2.000 apoyos. Y ya lo ha logrado: «Estamos muy por encima del mínimo de avales necesarios». El presidente del Puerto de Bilbao acudirá con un colchón holgado de apoyo de socios. Arechabaleta también ha logrado reunir más de las necesarias, aunque ninguna de las candidaturas ha desvelado aún los apoyos.

No se sabrá el número de rúbricas válidas presentadas hasta el jueves 9 por la tarde (18 horas), y esta etapa siempre se ha interpretado como un preludio de lo que puede ocurrir el día de los comicios, el 24 de junio en San Mamés. Aunque en la última contienda en las urnas de 2018 el ganador de este trámite esencial fue Alberto Uribe-Echevarria con casi mil firmas de margen, pero la victoria fue para Aitor Elizegi por 85 sufragios.

La situación entre ellos resulta dispar, como así se está comprobando en los últimos días. Barkala y Arechabaleta, los primeros que saltaron a la arena electoral y que acudieron a Ibaigane a recoger las papeletas horas después de que la junta directiva cesara en sus funciones, llevan una ventaja considerable en la petición de apoyos a Jon Uriarte, que comenzó con la recolección de las rúbricas una semana más tarde, hace apenas once días. Se ha encontrado con que algunas personas que desean respaldar su candidatura ya lo han hecho con otra, y esa duplicidad no está permitida por los Estatutos de la entidad bilbaína.

En los últimos comicios, poco más de 7.000 personas ofrecieron su aval a las candidaturas. El récord de firmas en esta meta volante electoral lo ostenta el difunto Javier Uría, que presentó 7.553 en las que ganó en 2001 a Fernando Lamikiz.