Óscar Perarnau. / mireya lópez

Ojeadores en 10.000 partidos en busca de talento

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Óscar Perarnau, un hombre criado en la cantera del Espanyol, ya trabaja en su proyecto para la formación del Athletic. El que sería su presidente si gana, Iñaki Arechabaleta, le definió como «ambicioso» y resaltó que se basa en que el club rojiblanco sea la referencia para los jugadores vascos. «Todos deben saber que el mejor sitio para desarrollar una carrera profesional es este club», remarcó.

Perarnau detalló cómo va a trabajar. Pone especial hincapié en la captación del talento joven. «Leo noticias de que algunos se nos escapan, y es algo que no puede ser», lamentó Arechabaleta.

El Lezama de Arechabaleta apostará por una amplia red de ojeadores. Treinta, según cuantificó Perarnau, a los que se marcará como objetivo ver 300 partidos cada semana, lo que suponen 1.200 al mes y 10.000 al término de cada temporada.

Además, habrá visitas a los 160 clubes convenidos para ver cómo trabajan y ayudarles con metodología y formación a sus entrenadores.

Arechabaleta pondrá especial énfasis en la forma en la que salen los canteranos de Lezama. Pretende ser cuidadoso con ellos en la hora del adiós y proyecta entregarles un diploma y un currículo vitae de su carrera en la factoría con sus estadísticas, torneos, material audiovisual y valoraciones de técnicos.

Seguimiento y charlas

Además, les hará un seguimiento en sus clubes de destino y mantendrá charlas personales al menos dos veces al año durante dos campañas para interesarse por ellos.

En cuanto a las herramientas que implementará, Perarnau exigió que «Lezama sea un centro pionero en docencia» y buscará una «persona especializada en el día a día de la ciencia del deporte para estar en la vanguardia en lo que respecta a los nuevos recursos disponibles».