Begoña Méndez posa con un cartel del Athletic delante de su negocio en Santurtzi. / pedro urresti

El Athletic que yo quiero... Begoña Méndez, socia

«No podemos vender jugadores»

Tampoco quiere que San Mamés lleve un apellido comercial y aboga por que el club apueste por otras vías de financiación

CARLOS NIETO GARCÍA

Cada vez hay menos románticos en el mundo del fútbol. Los tiempos han cambiado y el dinero marca las reglas del juego. Pero hay supervivientes que se niegan en rotundo a que su equipo dé ese paso. Es el caso de Begoña Méndez, socia desde 1993, que no apoyaría implantar un apellido comercial a San Mamés. «No lo veo. El Athletic es un club muy tradicional y con unos cimientos muy sólidos. Al igual que tampoco entraría en la cabeza plantear la modificación de las rayas, el nombre del estadio no se toca. Lo mismo sucede con los jugadores, no podemos venderlos. No somos un club vendedor», explica convencida, aunque abre una posibilidad. «Si hubiese un roto en las cuentas... podría ser un mal menor para estudiar una salvación económica», advierte.

Si tuviera enfrente al próximo presidente del Athletic, Méndez centraría sus peticiones en tres ámbitos: la sección femenina, los horarios de los partidos y la filosofía del club. Sobre el equipo que dirige Iraia, admite con resignación el «descenso del rendimiento en las últimas temporadas», acrecentado por una «fuga de las mejores jugadoras». «Ahora no está en las posiciones que históricamente ha ocupado, por lo que rescatarlo resulta una prioridad. Hay que invertir en la sección para que las mejores jugadoras que puede tener el Athletic no duden en venir, así se puede corregir el rumbo de un equipo que debe pelear la Copa y entrar en Champions», desarrolla. Y lanza otra propuesta. «Estaría bien que el club pusiese más a menudo autobuses gratuitos para fomentar la asistencia a Lezama».

La aficionada rojiblanca pide a la próxima junta que haga un esfuerzo ante la Liga para evitar que se jueguen tantos partidos los lunes por la noche. «Con esos horarios acudir al estadio resulta prácticamente imposible para mucha gente, la asistencia a San Mamés ha bajado. Deberían trabajar para que los horarios sean más justos». A la próxima persona que se siente en el primer sillón de Ibaigane le exige que «respete escrupulosa e totalmente nuestra filosofía». «Nada de canteras globales ni de trampas, el cumplimiento debe ser estricto y que no se ponga en duda. Otras veces ha habido candidatos que proponían una apertura de la cantera...». Méndez no duda al decir que «es indiscutible que Lezama está produciendo buenos jugadores y genera talento. ¡Mira qué porteros sacamos! Me da la impresión de que se está haciendo un buen trabajo», celebra.

La baza del entrenador

Begoña fija en la figura del entrenador la principal baza electoral de los aspirantes a la presidencia, sin descuidar el resto de ingredientes de la campaña. «Hay candidatos que están presentando unos proyectos económicos y sociales muy ambiciosos, interesantes e innovadores, pero no podemos olvidar que somos un equipo deportivo y que nuestros ingresos dependen del rendimiento. Es algo que va unido necesariamente. Por eso los entrenadores que salgan estas semanas van a tener mucho peso a la hora de votar. También la dirección deportiva y la figura del responsable de Lezama».