La polémica del debate electoral sigue viva

Arechabaleta arremete contra Uriarte por no consensuar el acto, Barkala no tiene prisa en anunciar su postura y el Colegio de Periodistas insiste en que la idea surgió de ellos

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

El debate entre los candidatos a la presidencia del Athletic se ha convertido en el principal objeto de controversia en la campaña electoral. El Colegio Vasco de Periodistas reiteró ayer a este periódico que la idea de encargarse de la organización del acto surgió de esta asociación, que fue la que propuso citar a los tres candidatos en el palacio Euskalduna el 21 de junio a las 19.00 horas.

Sería un encuentro abierto sólo a los informadores y que aún no tiene asignados el nombre de sus posibles moderadores. Desde el colegio indicaron ayer que la elección de los presentadores y la fórmula de intervenciones sería un asunto a tratar con los equipos de campaña de los participantes.

El debate aún no está cerrado porque mientras dos de los aspirantes, Jon Uriarte e Iñaki Arechabaleta, han contestado afirmativamente, el tercero, Ricardo Barkala, se lo piensa y anoche aún no había respondido. Fuentes de su candidatura indicaron a este periódico que continúa con su proceso de reflexión antes de dar a conocer su postura final y que está abierto a participar en todos los encuentros a los que sea invitado.

Arechabaleta fue el único aspirante que se refirió ayer al debate. Y lo hizo para mostrarse muy crítico con la actitud en el proceso de Jon Uriarte, al que atacó con dureza. El empresario bilbaíno propuso el viernes pasado un debate único entre los tres aspirantes «en un lugar a convenir en Bilbao». El lunes dio a conocer por redes sociales un mensaje en el que anunciaba un «acuerdo» con el Colegio Vasco de Periodistas para la «celebración de un debate único y abierto a los medios de comunicación». La candidatura IZAN Athletic se sumó de inmediato a la propuesta porque entiende que los convocantes garantizan «profesionalidad e independencia».

A Arechabaleta no le agrada que fuera la plancha de Uriarte la que diera a conocer la posibilidad de un debate único, una alternativa desconocida hasta ese momento por la opinión pública. «Me parece inaceptable que nos enteremos de que hay una especie de consenso cuando no se ha consensuado con los candidatos. Lo primero que hay que hacer por respeto a los otros dos es llamarles por teléfono y decirles '¿os parece bien esto?'», se quejó. Y añadió que «los consensos se crean hablando, no lanzado mensajes en Twitter».

Con condiciones

Arechabaleta insiste en que él acudirá «a todos los debates en los que seamos invitados». Eso sí, daría su visto bueno a uno conjunto bajo ciertas condiciones. «Si entre los tres candidatos nos sentamos y decidimos que sólo haya uno, podríamos hablarlo. Pero lo que exijo es un mínimo de respeto a mi persona». El ejecutivo bilbaíno mantuvo que «conmigo no ha hablado nadie» de los debates y que, por tanto, «si algo se quiere consensuar, hay que hablarlo». Y siguió con sus críticas a Uriarte, a quien ayer puso en el centro de su diana. Lo hizo a cuenta de su protesta de que la campaña no es limpia porque su lista electoral recibió ataques en redes. «A mí también me han insultado desde el anonimato. Y no he protestado. Yo no hablo de campaña limpia. No sé hacerla de otra forma. Por eso, lo único que reclamo es respeto», concluyó.

Jon Uriarte

Propuso la celebración de un único debate y el lunes reveló haber alcanzado un acuerdo con el Colegio Vasco de Periodistas para que organizara el acto

Ricardo Barkala

Está abierto a participar en todos los debates a los que le inviten, pero aún no ha respondido a la propuesta de la agrupación profesional

Iñaki Arechabaleta

Critica a Uriarte: «Lo que hay que hacer por respeto a los otros dos candidatos es llamarles por teléfono y decirles '¿os parece bien?'»