Sergio Navarro.

Sergio Navarro, un enamorado de Lezama

No será la primera vez que pise la factoría vizcaína. Ya estuvo hace tiempo, a principios de la pasada década. Absorbió conocimientos que luego ha modelado y enriquecido

JUANMA MALLO

Se define como «un trabajador del fútbol». Sergio Navarro (Huelva, 42 años) será el nuevo director de Lezama, el encargado de esculpir y detectar talentos para que despunten en el primer equipo. Cuenta con una amplia experiencia, no solo en España –su último trabajo fue como asistente de PacoLópez en el Levante y estuvo en el Villarreal–, sino también en Rusia (RubinKazan) y Ucrania (Karpaty Lviv).Ahora aterriza en el lugar soñado. «Lezama ha sido algo especial. Tengo amigos aquí y conozco el espíritu del Athletic. Es una gran ilusión y, al tiempo, una gran responsabilidad. El Athletic es el escenario óptimo para trabajar procesos y aprendizaje. Lezama fue una cuna de aprendizaje para mí», contó en una entrevista con EL CORREO.

No será la primera vez que pise la factoría vizcaína. Ya estuvo hace tiempo, a principios de la pasada década. Absorbió conocimientos que luego ha modelado y enriquecido. «Aquí hay sentimiento, responsabilidad, tenemos una materia prima sensible y una cultura arraigada. Todos son ingredientes para construir modelos y procesos de calidad. Se necesita acompañar a esos chicos con buenos profesionales, diciéndoles a los jefes que hay una base que va a permitir crecer en el futuro. Por mi experiencia en otras escuelas, el Athletic va a estar en la vanguardia. Ya lo está, pero vamos a dar un impulso. Es mi anhelo conseguirlo», promete.

No viene con modelos preconcebidos. «Es SergioNavarro el que se va a adaptar al Athletic, no al revés», explica. Y tiene interiorizado que a los jóvenes no solo hay que hablarles del balón. «Educando, no hay otra –precisa–. Entendiendo qué te está pasando, hacia dónde vas, conociendo los contextos a los que te vas a enfrentar, teniendo claro que esto es un juego y que hay jugadores que pueden hacerlo mejor que tú. Es un proceso de aprendizaje y dedicación, no solo para el que llegue a debutar, sino también para el que no lo haga».