Asier Apraiz juega con su hija en un parque de Galdakao. / luis ángel gómez

El Athletic que yo quiero... Asier Apraiz, socio

«Transparencia y realidad»

Vería con buenos ojos poner un apellido a San Mamés, pero no tan bien cambiar tras cada elección el funcionamiento de la cantera

CARLOS NIETO GARCÍA

La cuenta atrás se aproxima a su final. El viernes 24 de junio San Mamés acogerá por primera vez las elecciones a la presidencia del Athletic. Se busca sucesor a Aitor Elizegi entre tres candidatos: Ricardo Barkala, Iñaki Arechabaleta y Jon Uriarte. Asier Apraiz, socio desde 1982 y miembro de la Peña Koldo Agirre, tiene claro lo que le pide al próximo inquilino de Ibaigane: «Transparencia y realidad, que no venda humos y que cumpla lo que plantee».

Asier ruega a la próxima junta directiva que «sea innovadora y funcione bien en lo económico». Y aporta un ejemplo. «Fui hace poco a una de las tiendas para comprar un balón para una comunión y mi sorpresa llegó cuando no quedaban. No puede ser que en épocas donde se hacen muchos regalos un club como el Athletic se quede sin stock de balones en sus tiendas», critica. Sobre poner un apellido a San Mamés, una opción que los nuevos Estatutos recogen y que se ha convertido en uno de los contenidos que más argumentos generan en los precandidatos, Apraiz lo vería con buenos ojos. «Todo lo que sea generar ingresos me parece bien, las cosas no están como para regalar el dinero y menos en una situación como la nuestra, donde si no te clasificas para Europa cuesta más generar ingresos. Eso sí, no a cualquier precio».

Cada cuatro años surgen nuevos temas de debate al hilo de la actualidad rojiblanca, pero hay uno que siempre está ahí en cada campaña: Lezama. Apraiz sostiene que la factoría rojiblanca «debería estar fuera de las elecciones. No puede ser que cada cuatro años se esté cambiando. Espero que esta vez no se toque mucho». Y en esta línea, la de la cantera, prefiere mirar al filial para reforzar a la primera plantilla. «Hay que apostar por los nuestros, creo que hay jugadores que pueden llegar arriba. Además, nunca hemos traído algo espectacular de fuera». El galdakaotarra da nombres: «A todos nos gustaría traer a Mikel Merino, Oyarzabal... pero son imposibles. Económicamente puedes alcanzar sus pretensiones, pero son parte de la Real». ¿Moncayola? «La verdad es que preferiría apostar por uno de casa».

«Entrenador nacional»

Lo que tiene claro es que «mi voto no va a depender del entrenador que traiga uno u otro candidato». Aunque, si pudiera escoger. «apostaría por un entrenador nacional, que conozca lo que significa el Athletic. Creo que los de fuera lo pueden tener idealizado».

Respecto a la plantilla, prevé todo un reto la renovación de Iñigo Martínez. «Aunque hay buenos centrales en la recámara, hay que afrontarla desde ya. Su renovación es capital, es un jugador fundamental. El problema es que tiene la sartén por el mango...». El socio también se moja al asegurar que «hay que hacer un esfuerzo por Capa, debe seguir».

También aboga por los contratos por objetivos, a sabiendas de que llevarlos a la práctica no es un asunto baladí. «Es muy bonito decirlo pero muy difícil de hacer. Ya hay algún tipo de contrato por objetivos en el Athletic, pero habría que profundizar en ellos, con objetivos reales: quedar quinto o sexto, jugar un número de partidos... Todas las directivas dicen lo mismo pero cuando llegan se encuentran con las manos atadas».