Córdoba celebrando uno de sus goles con el Go Ahead. / e. c.

Los tres candidatos cuentan con Córdoba

Barkala, Arechabaleta y Uriarte felicitan al extremo por su buen año en el Go Ahead neerlandés y el gran registro goleador

Robert Basic
ROBERT BASIC

Los jugadores del Athletic siguen de vacaciones y les quedan aproximadamente dos semanas para romper a sudar en Lezama. Entre los hombres que se pondrán a las órdenes del nuevo entrenador estará Iñigo Córdoba, quien ha recibido buenas críticas de los tres candidatos a la presidencia del Athletic. Ricardo Barkala, Iñaki Arechabaleta y Jon Uriarte transmitieron al extremo su satisfacción por el gran año que hizo como cedido en Holanda y por destaparse como goleador. El interior, quien jugó por los dos costados y también en punta, hizo 12 tantos con el Go Ahead Eagles entre liga y Copa. Los aspirantes al sillón de Ibaigane le comunicaron que cuentan con él -en el acuerdo de cesión firmado el año pasado se incluyó una extensión de contrato hasta 2023 y la posibilidad de que el club le renueve por otras dos campañas-, aunque uno de los presidenciables dejó en el aire la opción de un nuevo préstamo.

Córdoba terminó muy satisfecho después de los contactos mantenidos con los candidatos. Supo que le valoran y que consideran que su cesión en el Go Ahead Eagles fue todo un acierto. Los tres le dijeron que puede aportar al equipo, sobre todo en la faceta goleadora, donde para encontrar agua toca picar en profundidad. El conjunto neerlandés no ejerció la opción de compra sobre el bilbaíno, quien tampoco quería que los de Deventer hicieran negocio con él vendiéndole por más dinero a otro club. Su prioridad siempre ha sido triunfar en el Athletic. De hecho, así lo manifestó en una reciente entrevista con este periódico. «Vuelvo mucho más hecho, mejor jugador y con confianza. Mi prioridad era salir, hacer una buena temporada, crecer como futbolista y regresar al Athletic. Es donde quiero estar».

35 partidos en Holanda

El rojiblanco ha disputado 35 partidos entre la Eredivisie (30) y la KNVB Beker (5). Nueve goles en la liga y tres en la Copa, con un par de asistencias en cada una de las competiciones, confeccionan la hoja de resultados de un jugador que ha crecido lejos de casa. 2.706 minutos en la élite del fútbol neerlandés le han servido para aprender, fortalecerse y demostrar que está hecho para desafíos mayores. En dos semanas estará en Lezama, y luego se verá.