Elecciones Athletic

Uriarte: «Debemos dejar atrás el conflicto y la fractura social»

Uriarte se estrena en el cargo con un mensaje de unidad y agradece el trabajo de Arechabaleta y Barkala, pese a los momentos de «tensión»

Robert Basic
ROBERT BASIC

Llegó por la mañana a las inmediaciones de San Mamés con camisa azul, remangado hasta los codos, «nervioso como cuando vas a correr un maratón» y algo más acelerado de lo habitual ante decenas de aficionados que le paraban a cada metro en busca de una foto. Y, tras un día muy largo, no en vano era San Juan, se marchó bien entrada la madrugada enfundado en un elegante traje preparado para la ocasión en lo que fue el paso de la informalidad del candidato a la formalidad del trigésimo tercer presidente de la historia del Athletic. A Jon Uriarte no le pilló por sorpresa su victoria y la maleta con ruedas en la que guardaba su 'outfit' desde primera hora dio buena prueba de ello.

El nuevo inquilino del sillón de Ibaigane se supo favorito a lo largo de toda la jornada electoral, en la que certificó «la ilusión y las ganas de cambio» de la masa social rojiblanca. «Creemos que vamos a ganar», pronosticó nada más depositar su voto hacia las diez de la mañana, el más madrugador de los tres aspirantes al cargo. Las encuestas a pie de urna fueron alimentando las expectativas según avanzaban las horas y, finalmente, el escrutinio confirmó sus deseos. Pasada la medianoche, el líder de la plancha de IZAN Athletic escuchó su nombre, recibió una camiseta conmemorativa de manos de Aitor Elizegi y repitió una y otra vez las mismas palabras: «Eskerrik asko».

El recién elegido presidente desplegó un largo reguero de agradecimientos. En primer lugar, a sus compañeros de plancha, «que habéis hecho un gran trabajazo». «Han sido días y noches agotadoras, hemos vivido momentos de crisis, pero también divertidos», rememoró. Después extendió su reconocimiento a los otros dos candidatos. A Iñaki Arechabaleta y a Ricardo Barkala les dio las gracias por su esfuerzo durante la campaña, pese a «los momentos de tensión» vividos. Tuvo, además, una mención especial para la felicitación que ambos aspirantes le dieron tras conocerse los resultados. «Ha sido un detalle muy bonito», les devolvió.

También dedicó un mensaje específico hacia la junta directiva saliente, a la que felicitó por la organización del operativo electoral y, especialmente, por el cambio de ubicación de los comicios: «San Mamés es un sitio más apropiado que Ibaigane». Y, por último, se dirigió a la masa social del Athletic -«a los que nos han votado, a los que no y a los que se han quedado en casa»- y se congratuló de la alta participación: «Eso es buenísimo para nuestro club».

Abrazos en el campo

Tras sus primeras palabras, Uriarte bajó al terreno de juego y, ante medio millar de aficionados, familiares y amigos en las gradas, desplegó un claro llamamiento a la unidad: «Debemos dejar atrás el conflicto y la fractura social. Queremos transformar el club, y para eso necesitamos tener ahí detrás a todos los socios». El empresario bilbaíno, recibido entre gritos de «presidente» y abrazado por sus padres, se comprometió a extender el espíritu de su campaña para afrontar la «transformación» del club: «Hemos sido la candidatura de la ilusión, y eso es lo que vamos a hacer estos cuatro años».