Iñaki Arechabaleta. / MAIKA SALGUERO

«Vamos a fichar pero sin hacer locuras», dice Arechabaleta

CARLOS NIETO GARCÍA

Iñaki Arechabaleta participó ayer en un encuentro con socios en un txoko, situado en el Muelle de Marzana. Acompañado del que sería su vicetesorero, Mikel Diego, y dos vocales de su plancha como Libe Txarterina y Josu Loroño, el candidato a la presidencia del Athletic desgranó los ejes centrales de su proyecto pero sin dar ningún nombre propio, sobre todo el del entrenador del primer equipo masculino, la gran incógnita que se traducirá en una importante baza electoral. «Lo daremos en tres o cuatro días», aventuró. Sí confirmó refuerzos para la plantilla, aunque sin tirar la casa por la ventana. «Vamos a fichar pero sin hacer locuras. Es importante que tengamos el mejor equipo posible».

Arechabaleta, que esta tarde presentará la estructura del equipo femenino, para el cual cuenta de nuevo con Iraia como entrenadora y con el fichaje de Joshua Schirmer, analista de datos americano procedente del Sparta de Praga, centró su discurso en el trabajo que hará en Lezama. «Casi está por encima de los logros deportivos el que no se discuta el trabajo en un determinado plazo de años. Hay que dar un salto de calidad para que estén los mejores profesionales. Y dotarlos con herramientas importantes para que se reme en la misma dirección. Para ello cada año se va a evaluar el trabajo con gente externa».

El ejecutivo explicó que su equipo ha visitado algunas de las «mejores escuelas del mundo» con el objetivo de que Lezama sea una de ellas. El deustoarra también apostó por nuevas vías de financiación, tales como buscar un patrocinio a los premios One Club Men y Women.