Ibaigane, durante unas elecciones del Athletic. / ec

Yo votaría a...

¿Por qué tiene que ser presidente Jon Uriarte?

Herritik Mundura

Gorka Álvarez

Amigo de Jon y cantante de El Mentón de Fogarty

Conozco a Jon desde txikis. Desde el primer día que entró en el cole nos hicimos muy amigos, compartíamos la pasión por el fútbol y por el Athletic. Como vivíamos cerca, íbamos y volvíamos juntos a casa. Fueron unos años súper felices. Aquí va una anécdota: como estudiábamos en euskara, nos apuntamos juntos a un campeonato de bertsolaritza por parejas en el cole. ¡Lo ganamos! El premio fue una cinta de Etsaiak, y aunque él sigue negándolo, se la escondió y la sigue teniendo en casa. Injusticia máxima, porque si es por su voz aterciopelada cantando el 'doinu' no ganamos ni en broma.

Lo he contado otras veces. Con 16 años me dijo que un día sería el presidente del Athletic. Le dije que si pasaba eso que me llevara de director técnico. Y como los dos queremos tanto al Athletic, lo primero va a pasar y lo segundo afortunadamente no. Es una persona hecha a sí misma con una constancia brutal, honrada, supertrabajadora y a pesar de su gran éxito laboral sigue siendo una persona sencilla y austera. Es cero ostentoso.

Es del Athletic hasta el tuétano. De los de camiseta, bufanda y bandera para ir a San Mamés. Sé que su compromiso y su responsabilidad para con la causa es total, porque conociéndole, lo que más le ha tenido que echar para atrás a la hora de presentarse es la exposición pública. Pero él y su equipo han visto lo que vemos todos y lo que los tres candidatos están subrayando: el club necesita una transformación profunda, urgente.

El Athletic tiene que mantener su esencia y desde la tradición modernizarse y hacerse más a los nuevos tiempos. Tiene que internacionalizarse. Herritik mundura (Del pueblo al mundo). Renovarse o morir. Esto requiere liderazgo y una gestión-transformación moderna y Jon y su equipo han demostrado capacitación para ello. Creo que tiene la edad perfecta para llevar a cabo la renovación que necesita el club. Ni muy joven ni muy mayor. Su juventud unida a su experiencia, liderazgo y éxito en la gestión le avalan. Lo que todos los athleticzales y socios pueden tener claro es que va a dar lo mejor de sí por el proyecto y por el club. Y no es una frase hecha. A su talento siempre va unido un empeño en la tarea absoluto.

Tiene dos grandes rivales con buenos proyectos y buenos equipos y entre los tres nos están animando mucho los corrillos y los vermuts y no recuerdo unas elecciones tan apasionantes. Les deseo mucha suerte a los tres porque sus éxitos serán los nuestros.

Pero mi apuesta la tengo clara. Se llama Jon Uriarte Uranga y no me cabe la más mínima duda de que va a ser el próximo presidente del Athletic Club de Bilbao.

¿Por qué tiene que ser presidente Ricardo Barkala?

Sabe escuchar, siempre está dispuesto

Joseba García

Vecino y amigo de Ricardo

Nos conocimos en el barrio, en Miribilla. Son de estas amistades que van surgiendo poco a poco. Coincides en un sitio, en otro… Hablas del Athletic, de la montaña, compruebas que tienes muchas cosas en común. Quedas para subir al 'Paga' un día, ves que lo haces a gusto, y repites… A día de hoy puedo decir que llevamos años subiendo juntos al Pagasarri y antes de que salga el sol ya solemos estar en el refugio, comiendo unos huevos fritos y beicon. De bajada nos cruzamos con muchísima gente que le conoce y le saluda con simpatía. Perciben que es una persona cercana. Es un gran amante de la montaña. El 'Paga' lo tiene trillado, pero el Gorbea también le recibe unas cuantas veces al año. A quienes nos gusta la montaña, esos momentos los disfrutamos a tope. Y Ricardo se apunta a todas las excursiones que puede.

Hace mucha vida en el barrio, es fácil cruzárselo en Miribilla, como he dicho antes. Le gusta Bilbao y le gusta ese contacto con la gente. Le gusta sentir piel y esa naturalidad nos gusta a los vecinos. Es una persona que puede bajar solo de casa a tomar algo, sin quedar con nadie, y siempre va a coincidir con alguien para pasar un buen rato de tertulia. Y si sale el Athletic, ya tenemos conversación para horas… Es de los que se saben las alineaciones de carrerilla. En el barrio es muy apreciado.

Comparte mucho tiempo con su nieto, lo tiene en un altar. Y ahí te das cuenta de que está al día, que tiene ideas innovadoras, la mente abierta a nuevas opciones. Pasar tiempo con gente joven es algo muy sano, porque te obliga a salir de tu zona de confort, que se dice ahora. Tener gente joven alrededor te hace evolucionar. Y con la experiencia y habilidades adquiridas, le puedes sacar mucho provecho a tener las miras abiertas. Para muchos es un ejemplo en eso, porque yo no tengo esa capacidad, esa inquietud. Le admiro.

Y le tienes que ver casi todos los días en el gimnasio, en Miribilla, a las 7 de la mañana. Entrena cardio y fuerza, es muy constante. Y de ahí, al trabajo. Es una persona que sabe escuchar de verdad, que atiende lo que dices. Quizás destacaría la forma en la que conversa, la capacidad de escucha y el respeto que manifiesta ante opiniones diversas. Y esa cualidad es la que el Athletic necesita.

¿Por qué tiene que ser presidente Iñaki Arechabaleta?

Aporta ideas, proyecto y tesón

Ramón García

Socio, amigo de Iñaki y presentador de Radio y Televisión

'El Athletic que nos debemos'. Me gusta este mensaje de Iñaki Arechabaleta en su campaña. Porque nos debemos alegrías. Es hora de tenerlas. Para eso necesitamos ser un club acorde a los tiempos, fuerte económicamente y respetado. Donde la filosofía, que nos hace únicos, nos haga mejores. Conozco desde hace años a Iñaki. Siempre lo dejó todo por el Athletic. Los partidos para él son sagrados. Hace la maleta, pilla la camiseta y se presenta donde juguemos con la misma ilusión que tenía de niño cuando cruzaba, camino de La Catedral, el puente de Deusto. Solo quien trabaja o vive fuera entiende lo que eso significa. Es fácil apoyar al club en casa. Fuera exige un plus. Además, no podemos perder en la otra liga. La del nuevo fútbol. Sigue jugándose con un balón, pero la gestión y la explotación han cambiado. Urge transformarse de inmediato. Por eso me gusta que Iñaki vaya a dedicar el 100% de su tiempo a servir al Athletic. No hay otra forma. Llevo trabajando desde niño y la suerte no existe. Salvo si la trabajas.

Las nuevas generaciones, tus hijos y mis hijas, se merecen ver surcar la Gabarra de la que tanto les hablamos. Con un proyecto profundo, elaborado por una directiva preparada. Gente capaz de dirigir empresas de miles de trabajadores y con presupuestos de primer nivel. Pero con los pies en el suelo. Personas elegidas no para llenar el palco, sino para aportar conocimiento y experiencia a las necesidades del club. Por eso no hablamos de apoyar a alguien porque nos caiga bien o suene agradable. Siempre me he tomado muy en serio al Athletic. Me preocupa que perdamos el estatus que teníamos tanto en el césped como en los despachos. Para afianzarlo solo hay un camino. Ideas, proyecto y tesón. A lo que sumaremos el conocimiento del terreno.

Arechabaleta está acostumbrado a negociar con los presidentes y CEO de empresas del IBEX 35 y grandes grupos extranjeros. Y conoce a los responsables de organismos del fútbol estatal e internacional. Algo vital si quieres buscar nueva financiación y hacerte valer. Cada vez que recorro 400 kilómetros para ocupar mi asiento de San Mamés y animar con toda el alma, creo que vamos a ganar. Que David vencerá otra vez a Goliat. Pero para eso hace falta la mejor estrategia. Iñaki Arechabaleta la tiene. Por eso le voy a votar. Lo digo en público, porque también me gusta la transparencia cuando se trata de nuestro Athletic. El que siempre digo con orgullo, allá donde esté y desde que salí de Bilbao, que es el mejor equipo del mundo.