Arrieta, segundo por la izquierda, con el resto del equipo de Uriarte.

Xabi Arrieta, toda una vida entre balones

Criado «en el barro» del fútbol base, Xabier Arrieta ha invertido sus últimos quince años en el Bizkerre, uno de los clubes vizcaínos punteros del fútbol femenino

JUANMA MALLO

Xabier Arrieta ha invertido sus últimos quince años en el Bizkerre, uno de los clubes vizcaínos punteros del fútbol femenino. En ese tiempo, ha logrado que la escuadra getxotarra aumente el número de niñas que se decantan por el balón, que apuestan por saltar al césped y emular a jugadoras como Valdezate y Azkona, entre otras figuras.

Criado «en el barro» del fútbol base, pone sobre la mesa algunos datos esclarecedores: «Empecé con sesenta fichas y tenemos ya cerca de trescientas».Su objetivo es que no se pierda ninguna futbolista susceptible de jugar en el Athletic, crear unos nexos de comunicación en Bizkaia. «Eso es lo más importante para el Athletic», sostiene, en coincidencia con Garazi Unibaso, exjugadora rojiblanca y nueva vocal de la junta directiva bilbaína.

«El Athletic tiene que construir sus estructuras desde la base –se explica–. Debemos ser expertos en el fútbol base vizcaíno y mejorar todas las áreas de captación para poder detectar el talento en edades tempranas. A partir de ahí, construir los cimientos desde los cuales volver a hacer un Athletic sólido, que recupere la esencia y sea capaz de competir por títulos».